ACTUALIZADO A LAS
23:53
vacio
-- / --

¿Qué tipo de consumidor porno eres?

I
19 jul 2018 / 00:00 H.

Si llegaste hasta aquí, probablemente en tu historial de navegación conste una —o dos, quizá tres o miles ¯\_(ツ)_/¯— de las 50,000 búsquedas de contenido erótico que el sitio Pornhub registró en 2017; pero quizá lo que no sepas es qué clase de consumidor porno eres.

Como si fuera uno por cada equis, existen tres tipos y solo uno se considera saludable. Así lo expone un estudio publicado en Journal of Sexual Medicine, en el que los investigadores le cayeron a un grupo de 803 personas con varias preguntas como cuál era su necesidad de acudir a la cyberpornografía o si su consumo traía problemas en otros aspectos de su vida diaria.

Ahora te preguntarás cuál es el zanahoria del grupo, pues son los que entran en la categoría de espectadores recreativos. A estos le siguen los denominados los compulsivos y para cerrar con la equis de oro, los angustiados no compulsivos.

Los que abren la lista constituyen el 75 % de los individuos analizados. Se caracterizan por sentirse sexualmente satisfechos, presentan una baja compulsión sexual y disfunción; tampoco hacen el feo a las relaciones íntimas, sin pantallas de por medio. Aunque sí se pasean por estás páginas cerca de unos 24 minutos semanales.

En mayor proporción —según el estudio titulado Profiles of Cyberpornography Use and Sexual Well-Being in Adults— son las mujeres quienes se encuentran bajo esa categoría.

A los del segundo equipo —el 11.8 % de los encuestados— se los califica como sujetos “con menor satisfacción y disfunción sexual y una mayor compulsión y evitación sexual”. Le dedican cerca de aproximadamente 110 minutos semanales al consumo de porno y en la mayoría de ocasiones lo ven solos; su tendencia a convertirse en adictos es más alta.

“Esta adicción pertenece a lo que se conoce como ‘adicciones sin sustancia’” —publica El Confindencial— Y “en el último Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-V, recogido por Europa Press, se pueden etiquetar como un ‘Trastorno del control de impulsos no especificado’, que básicamente ‘consiste en la incapacidad de la persona para controlar su necesidad de desarrollar un impulso, en este caso, el de consumir pornografía’”.

Los angustiados no compulsivos, en cambio, abarcan el 12.7 % y acuden a los videos para adultos con el fin de reducir el estrés. Y es que como indica ese medio colombiano “el consumo de pornografía produce la liberación de dopamina” cuyo alias es “la hormona del placer” y que el cerebro segrega, por ejemplo, cuando te pegas un chocolate.

Ahora sí, puedes cuestionarte a ti mismo: ¿Qué tipo eres?...

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN