ACTUALIZADO A LAS
12:17
vacio
-- / --

Luis Antonio Ruiz: “Hay ratos que me quiebro”

España ·
I
14 ago 2019 / 15:56 H.

“Extraño mucho a mi familia. Hay momentos de profunda nostalgia. Extraño la comida, mi casa, mi cama, extraño una vida normal, aunque sé que todo es para mi bien”. (Presentador de noticias, Luis Antonio Ruiz)

Luego de que termine su tratamiento contra un agresivo cáncer en el sistema inmunológico (Linfoma no Hodking, de células malignas) sueña con retornar a Ecuador con un fin: ¡disfrutar de su familia!

Quiere llenarse del cariño de sus seres queridos. Además, reunir fuerzas para luchar por quienes sufren de este mal y que son víctimas de la insensibilidad de muchos.

Desea fervientemente contarles a todos que es verdad que Dios no abandona. Por eso sigue luchando.

De su puño y letra prosigue su relato en exclusiva para los lectores de EXTRA y que ayer tituló: “Sabía que había algo...”. Y que hoy, a la letra, dice...

TENER APOYO...

“Acá me acompaña mi tía Gladys, hermana de mi mamá. Ella vino del Ecuador para cuidarme y lo hace con una devoción maravillosa.

Antes de que venga, me cuidaba una compatriota fabulosa, Mirian Mero, cuya hija ha sido trasplantada y con quien comparto el departamento. También muy hacendosa y atenta a todo.

Al principio pensé que esta batalla podía librarla solo, pero no es así. Es una carga muy dura y debes tener a alguien a quien arrimarte hasta para llorar porque te vas dando cuenta de cómo tu cuerpo va cambiando poco a poco y en lo que vas quedando...

A mí, particularmente, me aterrorizan las punciones lumbares que deben hacerme antes de cada bloque de quimio. Estas consisten en meter una aguja para sacar gotas del líquido céfalorraquídio de mi columna, sin anestesia. Un mal pinchazo podría dejarme inválido.

Pero en este lugar (Hospital General Universitario Morales Meseguer, de Murcia, Sur de España) los doctores saben lo que hacen y, por suerte, no ha sido tan traumático”.

COMUNICACIÓN LO RECONFORTA

“No sé qué haría sin las videollamadas que mantengo con mis hermanas, sobrinos y tíos, que es la única proximidad que tengo con ellos.

Jamás imaginé el dolor y la tristeza que podría sobrellevar hasta tener la certeza de que, por la gracia de Dios, regresaré completamente sano y fuerte para seguir.

El comunicador se despide pidiendo oraciones para vencer su enfermedad, volver pronto a casa y poder abrazar a todos sus seres queridos a quienes extraña. ¡Fuerzas guerrero!

Me confortan todos los mensajes de apoyo y cariño. No pensé que había mucha gente que me ha cogido aprecio y ha reconocido mi trabajo.

El amor que me profesan a la distancia me compromete. Un mayor me dijo que lo inspiraba y cosas así me llenan el corazón y me dan fuerzas de seguir aún cuando por momentos creo que no puedo más.

Debo admitir que hay ratos en que me quiebro emocionalmente, pero me doy cuenta que todos los caminos se abren.

La señal más evidente de que me acompaña la misericordia de Dios. Además, siento su abrazo, su consuelo, es como que te envuelve en una ternura y dulzura de la que no quieres salir porque te llena de paz y dicha”.

Luis Antonio Ruiz: “Hay ratos que me quiebro”

2 bloques de quimioterapias le faltan. Cada uno consiste en 21 sueros químicos.

MÁS DE...

Noticias

El comunicador es miembro del equipo del programa 24 Horas de Teleamazonas

Edad

Tiene 44 años y en marzo reveló la noticia de su enfermedad.

MENSAJE

¡Gracias por el cariño!

Luis Antonio Ruiz: “Hay ratos que me quiebro”

“Quiero agradecerles a quienes están pendientes de mí y de una u otra manera se hacen presentes con tanto cariño, especialmente a los que oran. Sus oraciones están dando resultados.

A mis doctores Elena, Cristina, Joaquín y enfermeras/os que han sido más que servidores de salud, amigos. A mi familia, que no ha escatimado en la ayuda y en el acompañamiento en todo este tiempo. A mi grupo de chat de ‘amigos del canal’ por haberme embarcado en esta historia.

Ellos me animaron y se movieron para hacer posible que venga a este centro, referente mundial en el tipo de cáncer que voy venciendo. A la Fundación FANO y su presidenta Cristina Andrade, que es el soporte de mi permanencia en España. Y a mi capacidad de resistencia”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN