ACTUALIZADO A LAS
10:40
vacio
-- / --

Depresión y machismo, una de las secuelas del maltrato infantil

I
21 feb 2020 / 00:00 H.

Los escarmientos disfrazados de acciones correctivas en la familia o de instituciones educativos han convertido en víctimas de maltrato a 47 % de niños y niñas en el Ecuador. Cuatro de cada diez niños y adolescentes, en el país, han sufrido algún tipo de maltrato: físico, psicológico, sexual o abandono.

De acuerdo a la Encuesta de Niñez y Adolescencia desde la Intergeneracionalidad (ENAI), 33 % de los menores de edad entrevistados respondieron que sufrieron encierros, baños de agua fría, expulsión de sus hogares y privación de comida; 3 % agresiones verbales y el 2 % negligencia por abandono.

2015
Golpes: 33%; encierro, baño de agua fría, expulsión de casa y privación de comida: 3%; insultos, burlas: 2%: no les hacen caso: 1%.21.
Fuente: ENAI, 2015, multirespuesta. Elaboración: OSE, 2018

Las agresiones físicas, maltrato psicológico o verbal, chantaje emocional, abuso sexual e incluso ser testigos de violencia intrafamiliar se consideran maltrato infantil, a estas agresiones se las cataloga como de “acción”; mientras que, de “inacción” son: negligencia por abandono, permisividad o no existe una autoridad que cuide al menor de edad.

El maltrato por inacción es cometido por los padres que dejan a sus hijos solos con el televisor o permiten que se alimenten distraídos por celular sin que alguien los proteja. Estos actos de los adultos atenta contra desarrollo y bienestar de un niño, el artículo 152 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) lo tipifica como delito de abandono y es sancionado con una pena privativa de libertad de uno a tres años.

A nivel nacional, en 2015, 36 % de niños sufrió algun tipo de castigo físico perpetrado por sus padres por haber cometido alguna falta. De forma paralela, 30 % de niñas fueron agredidas. Los actos de violencia contra menores de edad son penados por la Ley. El artículo 152 del COIP estipula penalidades para las personas que lesionen la integridad de otras personas, con agravantes en infantes y adolescentes.

Secuelas del maltrato infantil corto plazo

Las agresiones en contra de niños y adolescentes serán los verdugos de su adultez. Christian Arias, psicólogo clínico infantil, explicó que los menores de edad que son maltratados son vulnerables a enfermedades porque su sistema inmunológico decae. Así mismo, señaló que los pequeños presentan problemas para comunicarse y socializar.

“Los niños que tienen 4 y 5 años presentan enuresis (pérdida del control de la vejiga) o encopresis (defectar sin voluntad)”, añade el especialista. En dicho rango de edad también se evidencia síntomas de ansiedad. Los menores de edad que tienen 7 años, en la mayoría de los casos, son problemáticos o agresivos, y se les dificulta mostrar sus emociones, lo que impide que puedan socializar con su entorno.

Un futuro inestable

La psicóloga clínica Naja Yunez y Christian Arias coinciden en que, el panorama de la vida adulta es tormentosa para las personas que fueron maltratadas en su infancia. Ellos poseen una personalidad frágil y una inestabilidad emocional que los orillará a no tener control de sus decisiones haciéndolos caer en patrones violentos. “Estudios demuestran que las mujeres que son víctimas de violencia de género sufrieron maltrato en la niñez”, enfatiza el especialista.

“Culturalmente en Latinoamérica se lo (golpes) ve como forma de castigo, pero es lo peor que se podría utilizar, porque a través del insulto o denigración no estamos formando a un niño positivamente, le estamos un modelo con el cual, quizá, lo tome como ejemplo para relacionarse en el futuro”, agrega Yunez.

De acuerdo a la investigación citada por Arias, los individuos víctimas de maltrato física o psicológica en su infancia eran más vulnerables a escoger parejas violentas o, por el contrario, ellos serían los agresores. “La base del machismo es el maltrato infantil”, añade.

Las relaciones tortuosas solo serían un punto de la gran lista de secuelas. El consumo o abusos de sustancias y la depresión encabezan la lista. Los especialistas en psicología concluyeron que los niños maltratados que no reciben tratamiento corren el riesgo de vivir sumidos en esta patología psíquica que los arrinconará al suicidio.

¿Cómo identificar si un niño es víctima de maltrato?

Depresión y machismo, una de las secuelas del maltrato infantil

Los moretones y lesiones son evidentes, pero las palabras lascivas o indiferencia que han lapidado la autoestima de un niño no lo son.

Si los niños o adolescentes están padeciendo de agresiones psicológicas en sus unidades educativas, el primer llamado de atención es la desgana de los pequeños en asistir a clases. Otra señal es el repentino bajo rendimiento o concentración. Por general, las víctimas de maltratos sufren cambios en su alimentación y en su estado anímico.

La violencia no es la respuesta

“Bajo ningún motivo se debe usar la violencia como castigo”, aclara Yunez. La experta recomienda llegar a un diálogo con los chicos, para que logren comprender qué hicieron mal y el porqué no deberían repetir la acción. Si esta se repite, los padres pueden enviar al menor a un rincón para que reflexione. También aconsejó que se puede alzar el tono de voz, pero sin que esté tenga tintes agresivos. Lo primordial es crear un ambiente pacífico para los niños que les permita crecer de manera positiva para que, en un futuro, ellos no sean los causantes de traumas psicológicas en sus hijos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN