ACTUALIZADO A LAS
01:00
vacio
-- / --

¡Sorprendente: astronauta ‘rejuvenece’ en el espacio!

I
16 abr 2019 / 00:00 H.

Un reciente estudio publicado por la NASA, en la revista Science, sobre el llamado “Estudios de los gemelos” o “Twin Study”, reveló los extraordinarios cambios genéticos que se podrían vivir fuera de la Tierra.

Dos astronautas gemelos, Scott y Mark Kelly, de 50 años de edad, fueron los personajes principales para el experimento: mientras el primero pasó un récord de 340 días a bordo en la Estación Espacial Internacional, el otro permaneció en la Tierra. Durante la investigación, ambos participaron en el monitoreo de los signos vitales.

Los viajes al espacio causan cambios significativos en los signos vitales de una persona, como también en su presión sanguínea, peso corporal, nervios ópticos, hasta bacterias que viven en el tracto intestinal, pero no producen consecuencias a largo plazo para la salud”, menciona en el comunicado la NASA.

Además, los científicos descubrieron que hubo grandes cambios biomédicos en el cuerpo de Scott, mientras estaba fuera de la Tierra. “Tan pronto como llegó al espacio, observamos miles de genes cambiando dinámicamente”, comunicó el biofísico Christopher Mason, en Nueva York, según el medio internacional Infobae.

Uno de los cambios en Scott fue con los telómeros: extremos de los cromosomas que protegen al ADN y están relacionados con el envejecimiento. En el caso del astronauta estos se alargaron en el espacio; es decir, rejuvenecieron.

“Fue realmente sorprendente constatar que se produjo un alargamiento”, dijo Susan Bailey, de la Universidad estatal de Colorado, encargada de analizar los biomarcadores relacionados con la edad, según el medio BBC.

Sin embargo, seis meses después de que Scott regresó a la Tierra, los telómeros ahora están más cortos, lo que podría generar un envejecimiento más rápido.

Otro de los cambios fue en el sistema inmunológico. Según la NASA, Scott recibió una vacuna contra la gripe mientras estaba en el Estación Espacial, esto es fundamental para proteger a los astronautas de microbios durante las misiones prolongadas, lo que pareció adaptarse muy bien en el cuerpo del gemelo.

“Cuando el cuerpo se enfrenta a un ambiente estresante, como en el espacio, se producen cambios, en este caso el sistema inmunológico está activado”, agregó Mike Snyder, uno de los autores del estudio.

No obstante, la oncóloga Susan Bailey mencionó que “cualquiera de las diferencias que vimos podemos atribuirlas a los vuelos espaciales y no a las diferencias entre los dos individuos”.

Uno de los desafíos que enfrentan los científicos de la NASA es emprender viajes más largos y así descubrir cómo lidiar con los peligros para la salud que implican estas misiones espaciales.

Más de 80 expertos, de 12 universidades, formaron 10 equipos de trabajo para analizar la información. Sin embargo, “los datos que obtuvimos en el estudio de los gemelos serán analizados durante años”, recalca la NASA.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN