ACTUALIZADO A LAS
18:21

Los juguetes no tienen género

I
28 feb 2018 / 00:00 H.

Los juguetes no tienen género. Bajo esa premisa, los Castro Vera han criado a sus hijos Damián, de 3 años, y María de los Ángeles, de 13. Jaime, el padre, asegura que cuando su hija era pequeña jugaba con carros; incluso recuerda un día en el que salieron de compras y la niña alcanzó a divisar, en una tienda de juguetes, el que sería por mucho tiempo su preferido: una pista de carros a control remoto.

Para esta familia, los niños deben ser libres de elegir sus juguetes, sin asociar estos a estereotipos de género, aunque el grupo de padres de la escuela a la que asisten sus hijos crea lo contrario. “No hay por qué negarles ciertos juguetes, todo depende de la educación que como padres les brindemos”, dicen.

En esto coincide la psicóloga educativa Beatriz Gómez, quien opina que no existen juguetes específicos que diferencien a los niños y las niñas. Para la experta, en ocasiones los padres no se dan cuenta de que el juguete es un indicativo de los sentimientos, emociones y estados de ánimo del infante. Asimismo, es misión de los padres encaminar a sus hijos para que no creen estereotipos, pues estos podrían acompañarlos el resto de sus vidas.

Como ella, son muchos los especialistas que están educando sobre esta visión. Por ejemplo, Alba Alonso Feijoo, filóloga y líder del proyecto Really Kids, que impulsa un movimiento para superar el sexismo en la educación y la diferenciación social entre niños y niñas.

Citada por el medio Yorokobu, la también profesora opina que existe un retroceso en este tema, comparado con décadas pasadas, en las que cree, era más fácil encontrar juguetes neutros. Para ella, actualmente estamos invadidos por un mundo “rosa-azul”. “Eso ha provocado que hayamos interiorizado ciertos colores (y sus connotaciones correspondientes) de manera natural, hasta el punto de concebir este universo binario como algo innato, más relacionado con lo genético que con la construcción social”, dice a se portal.

De este tema también han hablado escritores con una mirada feminista, que buscan romper con los cánones que consideran sexistas. Entre ellas, la nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie que en su libro ‘Querida Ijeawele’, cuenta una experiencia en una juguetería: “Los juguetes para niños –trenes, carritos– suelen ser activos y requieren «hacer» algo y los juguetes para niñas suelen ser «pasivos» y en su gran mayoría, muñecas. Me impactó. No me había percatado de lo pronto que la sociedad comienza a inventar ideas relativas a lo que debería ser un niño y lo que debería ser una niña”.

“Deseé que hubieran organizado los juguetes por tipos en lugar de por género”, continúa Adichie.

Es justamente sobre esta idea que ahonda un estudio publicado en 2017 en la revista especializada Journal of Children and Media, con Laura Zimmermann, psicóloga del desarrollo y profesora de Psicología de la Universidad Shenandoah en Virginia, como autora principal. La investigación concluye que los juguetes no son nada más que implementos necesarios en la vida del niño y que no depende del género, sino de la utilidad y del concepto que tenga cada uno de ellos.

Para Imma Marín, presidenta de la Asociación Internacional por el Derecho del Niño a Jugar (IPA) en España, se trata de un factor cultural. “Tanto los niños como las niñas pueden disfrutar jugando con un muñeco, de la misma manera que tanto unos como otras pueden reírse y gritar de emoción con una carrera de coches”, escribe en su blog. “Es a partir del momento en que el adulto les permite, o no, jugar con determinado juguete, que se convierte, a ese juguete, en un juego sexista. Y esa actitud responde a un factor cultural, por tanto educable”.

Iniciativas globales

Para luchar contra los estereotipos y vencer esta problemática cultura, han nacido algunas iniciativas alrededor del mundo. Una de ella es la española ‘Libertad para jugar’, creada por el Ayuntamiento de Madrid. Esta campaña se dedica a fomentar el juego libre en los niños, sin diferencia de colores, ni tipo de juguetes, con el fin de concientizar a los padres y a los niños sobre el manejo de los mismos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN