ACTUALIZADO A LAS
23:16
vacio
-- / --

Parejas modernas: ¿mejor sin hijos?

I
14 ago 2019 / 00:00 H.

Antes, tener hijos era casi seguro si se hablaba de matrimonio. Hoy, en cambio, muchas parejas planifican su relación a largo plazo sin contar con los niños como parte de ella.

La psicóloga especializada en terapia familiar Gabriela Madrid explica a EXTRA que existen varios motivos que merman las ganas de convertirse en padres. Uno de ellos, dice, puede ser el miedo a repetir ciertos comportamientos de sus progenitores.

“Además del miedo, las parejas que tiene algún trastorno sobre el tema de los hijos sienten que van a sobrepoblar al mundo y otros creen que son una molestia que impedirá su crecimiento profesional”, explica Madrid.

Ciertas parejas se ven seducidas por la posibilidad de adoptar, pues consideran que sumar un hijo no beneficia ni a la humanidad ni a ellos. Además, Madrid cuenta que algunos de sus pacientes consideran que no hay espacio para más habitantes; mientras, otro grupo —separado por hombres y mujeres— supone que la crianza de un hijo detiene su autorrealización. Las mujeres se sienten libres de ejercer su profesión y de poder realizarse profesionalmente, al igual que sus pares.

“Las mujeres de hoy están empoderadas de sus capacidades físicas y mentales, y muchas veces pierden la idea de ser madres. Y eso está bien, siempre y cuando haya una comunicación asertiva con la pareja sobre la decisión de no tener hijos”, comenta.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), mediante el Registro Estadístico de Nacidos Vivos 2017, entre los años 1990 a 2017, la tasa de natalidad disminuyó en 13,4 nacidos vivos por cada mil habitantes.

En el mismo periodo, la natalidad masculina bajó de 13,3 nacidos vivos por cada mil habitantes; en las mujeres, esta tasa se redujo en 13,5 por cada mil nacidos vivos.

Parejas modernas: ¿mejor sin hijos?

El comunicador organizacional Heriberto Cardoso hace una reflexión sobre este punto. “En estos días hay pocos jóvenes con deseos de ser padres. Su autorrealización está en terminar su vida universitaria, conseguir un trabajo estable y disfrutar de su independencia”, dice.

Y es que muchas veces el desempleo, la crisis económica y falta de recursos atormentan las relaciones sentimentales. “La crisis económica ha transformado por completo las tendencias de pareja y natalidad. La incertidumbre laboral, una actual situación de desempleo o un sueldo algo irregular, llevan a muchas parejas a reconsiderar el tener hijos, un deseo que a veces se escapa a las posibilidades económicas de muchas parejas”, detalla Cardoso,

Gabriela Madrid agrega que el miedo es una constante que aturde los deseos de procrear; aunque el pánico se refleja más en los hombres que en las mujeres. “No concibo la idea de que mis hijos se críen un lugar donde puede haber un divorcio, no quiero que mis hijos sufran en el colegio y no quiero que pasen lo que yo pasé. Estos son reflejos de un miedo interno desarrollado por las experiencias fallidas que la madre pudo tener”, describe la experta.

Razones por las que las nuevas relaciones no quieren bebés

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN