ACTUALIZADO A LAS
01:04

Estas modelos recrearon sus portadas de Playboy 30 años después

E
08 jun 2017 / 11:07 H.

Kimberly Conrad demostró que siempre será una ‘playmate’. Y lo hizo a sus 54 años, cuando recreó la icónica portada de agosto de 1988 de la revista Playboy. Sí, esa imagen en la que la rubia de ojos azules - y futura esposa Hugh Hefner - lucía un terno gris que dejaba al descubierto parte de sus pechos; en la que también, con su mano derecha, tomaba de una manera sensual la corbata a rayas que vestía.

Así es como la revista erótica Playboy muestra que las mujeres pueden ser atractivas, aún con el paso de los años. Y lo hace desde el lente de los fotógrafos Ben Miller y Ryan Lowry, quienes se encargaron de recrear portadas de hace más de 30 años de siete de sus modelos.

Todo empezó durante la celebración del Día de las Madres. La idea fue de Cooper Hefner, hijo del fundador del popular ‘imperio del conejo’, quien dirige la revista actualmente. Él fue quien puso en marcha la iniciativa en la que participó su madre... ¡Exacto! Es Kimberly Conrad Hefner.

De ese regalo “poco convencional”, como lo describió el jefe creativo de 25 años, desembocó el proyecto en el que su mamá y otras exconejitas recrearon esas escenas ‘sexys’ que originalmente se publicaron hace tres décadas.

Entre las conejitas del pasado están Candace Collins (1979), Monique St. Pierre (1979), Cathy St. George (1981), Charlotte Kemp (1983), Kimberley Conrad Hefner (1988), Renee Tenison (1990) and Lisa Matthews (1991).

Estas mujeres - quienes lucieron con orgullo su figura - dejaron claro que “la belleza es eterna, el atractivo sexual es intemporal y la exuberancia es eterna”, según expone el medio estadounidense The Independent.

Cooper lidera una nueva Playboy, una que en sus palabras “admira a las mujeres sin distinción de raza o edad”, explica el diario La Vanguardia de España.

En la ‘casa del conejito’ todos lo saben: “aquellas que han sido modelos de la revista una vez, lo son para siempre” y así fue como celebraron, en sus páginas principales, a las mujeres que hicieron de Playboy lo que es en la actualidad.

Candace Collins

CANDACE COLLINS

La protagonista de la revista de 1979 fue la ‘playmate’ Candace Collins. La conejita apareció en un total de ocho portadas. “Hice una gran cantidad de tapas de prueba y nunca supe cuál le gustaría a Hef”, recordó en una entrevista con la revista.

Candace resaltó que “todos eran muy profesionales y no prestaban una atención más especial a una modelo desnuda o semidesnuda como la que presta un lechero a las botellas de leche. Era un trabajo. Ahora sé lo especiales que eran esas sesiones de fotos y me siento muy, muy afortunada de ser parte de esta hermandad única”, recuerda de sus trabajos pasados”.

CANDACE COLLINS

Monique St. Pierre

MONIQUE ST. PIERRE

En 1979, Monique St. Pierre fue elegida ‘playmate’ del año. Esta es la portada de la que volvió a ser protagonista con el mismo atuendo transparente en el que destaca el famoso ‘conejito’, el logotipo del imperio Playboy.

Ella comenzó su carrera como modelo de moda. Ya era un poco conocida antes de su paso por la mansión de Hefner, en la que vivió aproximadamente un año.

Entre sus anécdotas de su época de ‘conejita’ destaca las relacionadas al compañerismo que se vivía en el caserón: “Siempre he sido un poco mamá. Yo siempre estaba cuidando a las chicas y todavía estoy haciendo lo mismo”.

Ese instinto maternal aún la define, pues actualmente dirige un centro de recuperación para mujeres con adicción a las drogas y el alcohol.

MONIQUE ST. PIERRE

Cathy St. George

CATHY ST. GEORGE

Los ochenta. Era la década en que la música disco sonaba con fuerza y ella “la amaba”. En esos días, Cathy St. George protagonizó la edición de agosto de 1982 en la revista y cuando se convirtió en ‘playmate’ tiró la mansión (la de Hef) por la ventana.

La celebración de ese suceso se vivió en Studio 54, una famosa discoteca, ubicada en Nueva York. “¡Monique era mi compañera y estábamos mal! No recuerdo la mayoría de los ochenta. Si lo viviste, no lo recuerdas”, fue la frase con la que describió esa ‘caliente’ etapa.

MONIQUE ST. PIERRE

Charlotte Kemp

CHARLOTTE KEMP

En diciembre de 1982, le elegida fue Charlotte Kemp. En el caso de la pelirroja, todo empezó con las sugerencias de su compañera Jill De Vries: “¡Tienes que hacer Playboy con esos pechos!”, le dijo la mujer quien ya era una ‘playmate’.

Al principio a Kemp no le pareció buena idea hasta que una tarde - con unos tragos de más encima - ambas se dirigieron a Playboy en Chicago. “Nunca había hecho desnudos. Todavía era virgen. Eso fue sábado por la noche. El domingo por la mañana había una limusina allí para llevarme a L.A”, dijo a la revista.

CHARLOTTE KEMP

Kimberley Conrad Hefner

KIMBERLEY CONRAD HEFNER

La madre de Cooper Hefner, Kimberly Conrad, fue ‘playmate’ en 1989. A sus 54 años, la mujer reaparece en la portada de la revista tal como lo hizo en su edición de agosto de 1988.

La rubia, oriunda de Alabama (EE.UU.), habló de su aventura de amor con el fundador del imperio y la sintetizó en: “Hef y yo empezamos a salir, nos casamos, tuvimos hijos, y el resto es historia”.

Su vida de casados inició en 1989 y terminó en 1998; pero Conrad no se fue lejos: se mudó a una casa ubicada al lado de la mansión con sus dos hijos.

KIMBERLEY CONRAD HEFNER

Reneé Tenison

RENEÉ TENISON

En 1990, Reneé Tenison fue la modelo del año; ella también fue la primera afrodescendiente en ser elegida como ‘playmate’ del año.

“Cuando hice Playboy, hubo un poco de controversia porque yo era la primera compañera de juego afroamericana del año y algunas mujeres decían que estaba siendo objetivada”, contó Tenison.

Ella decidió posar desnuda para la portada de Playboy. La imagen que muestra sus pechos desnudos a contraluz encendió la polémica, aunque ella aclara que “la respuesta fue 90 % positiva y quizás al 10 % no le gustó”.

RENEÉ TENISON

Lisa Matthews

LISA MATTHEWS

La ‘playmate’ elegida en 1991 fue Lisa Matthews. La modelo empezó en una agencia regular de modelaje y nunca había visto de la revista erótica.

Eso cambió cuando la compañera con la que vivía la llevó a una prueba con los del ‘conejito’ y entró inmediatamente.

Una vez publicada - señala la rubia - le gente decía cosas como: “‘Eres Lisa, ¿verdad? Creo que te he visto en una revista de tirada nacional’”.

A lo que ella respondía: “‘¿Ah, sí? ¿En cuál?’. ¡Para que lo dijeran! Si tenían las narices para acercarse a decirme algo, debían ser capaces de decir ‘Playboy”, recuerda.

LISA MATTHEWS

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN