ACTUALIZADO A LAS
21:30
vacio
-- / --

La colombiana Amaranta Hank ahora es la porno profesora

I
22 jul 2019 / 09:39 H.

La ‘exactriz porno’ colombiana, Amaranta Hank, reconoce que su desenfreno sexual empezó cuando apenas tenía 13 años y respondía única y exclusivamente al nombre de Alejandra Omaña Ruiz, una mujer nacida en Cúcuta (Departamento de Norte de Santander), frontera con Venezuela, en 1993.

Alejandra supo a esa edad lo que era perder su virginidad. Y, desde entonces, anheló grabarse en escenas eróticas para cumplir una fantasía personal y satisfacer instintos básicos.

Por eso se masturbaba frente a una cámara y buscaba encuentros sexuales con distintas personas. Tenía un apetito íntimo casi insaciable que, descubierto, le cambió la vida para siempre.

Con algo adicional: la muerte de su padre, que la hizo olvidarse de la religión. Aunque era catequista, cree que Dios nunca ayudó a revivir a su padre, a quien amaba intensamente, pese a que él no era cariñoso.

Pasaron los años, se hizo adulta y se graduó de periodista de la Universidad de Pamplona (Colombia). Lo suyo era leer.

Por su trabajo informativo tuvo que abandonar el lugar donde vivía, la población de Villa del Rosario, cerca a Cúcuta.

La colombiana Amaranta Hank ahora es la porno profesora
Amaranta con el actor porno Nacho Vidal durante una de sus grabaciones.

La razón es porque recibió varias amenazas por la publicación de su primer libro ‘Relatos de frontera’, en el cual narró los crímenes que ocurrían en su vecindario a causa del contrabando y el narcotráfico. Era zona roja.

No tenía buena posición económica, por lo que le tocó aprender a salir adelante sola.

Aquella etapa de su vida fue dura y asegura que su mayor refugio fue la literatura. Sin ella se hubiese sumergido en un hoyo más profundo. Su escape es una etapa que recuerda con tristeza.

DEJÓ EL PERIODISMO

Las críticas y el bajo sueldo provocaron que Amaranta abandonara el periodismo y se convirtiera en actriz porno. Aquella decisión hizo que ella viva entre el sexo y las letras.

“Me volví así porque estaba cansada de mi rutina. Siempre en la sala de redacción me pedían que no utilizara escote porque debía taparme para que la gente me vea inteligente y el sueldo de periodista no alcanzaba para nada”.

Aclaró que dejó su profesión para complacerse y no para buscar fama, pues esa la espera tener como escritora, ya que es su otra pasión.

Actualmente se encuentra dándole los últimos retoques a su libro en el que contará lo que aprendió en sus vivencias como estrella porno.

Espera que su literatura cuente cada uno de los orgasmos que vivió durante las grabaciones. Desea que cada letra grite un orgasmo vivido en sus películas.

TODO TIENE UN PRECIO

“Existe gente que me odia e incluso ha creado cuentas para destruirme por redes sociales”, sostiene.

La peor ofensa que recuerda es cuando en enero de este año hubo un brote de VIH en el que se identificó que el actor Nacho Vidal poseía el virus. Hace unos meses Amaranta había grabado un vídeo con Vidal.

La colombiana Amaranta Hank ahora es la porno profesora

Muchos desearon que esté enferma o que se muera, pero ella simplemente dijo “el cáncer de este país es el odio y la envidia”. Pese a estar sana, esta situación también pasa a formar parte de las razones de su retiro del porno.

De lo único que se arrepiente es de ponerse implantes en los labios, del resto no tiene razones porque cada cosa buena o mala la ha hecho ganar experiencia.

LAS MATERIAS

Según ella, la idea de la creación de la Escuela de Porno nace por una necesidad, ya que muchas personas que realizan este tipo de trabajo no tenían muy claras sus funciones.

La actriz destaca que no enseñan a tener sexo. “Nosotros resolvemos muchas dudas y curiosidades. Profesionalizamos la cosa”, dijo.

En Medellín asistieron 50 estudiantes y, en los próximos días, estarán en Bogotá.

Los profesionales que imparten las charlas no quieren que se vuelva algo masivo porque les complicaría contestarles las dudas a todos y tener una clase más directa.

Como toda escuela existen distintas materias. Amaranta contó que enseñan lo más importante que debe saber un actor porno: el estado de la industria pornográfica en Colombia, el estado de la industria en Europa y Estados Unidos, la importancia de las erecciones y sus diferentes tipos, los falsos productores y los productores abusivos, ¿cómo hacer la escena perfecta?, cuestiones monetarias, falsas productoras y ¿cómo ser parte de una productora?, entre otros temas a tratar.

Ella se encarga de dictar la conferencia sobre el estado de la industria y de hablar sobre las falsas producciones para que no se aprovechen de las chicas.

Recalcó que en el mundo de la industria se debe estar siempre a la defensiva porque existe mucha gente que se quiere aprovechar y quieren hacer que las chicas hagan muchas cosas por menos valor.

Ella filma escenas de sexo hasta con 12 personas al día y dice que espera transmitir consejos prácticos sobre motivación, así como mostrar cómo disfrutar del trabajo en la industria porno.

TEÓRICO Y PRÁCTICO

La noticia que dio Alejandra o Amaranta despertó la curiosidad de varios consumidores de este material, pues en redes sociales indagaban por dicha escuela y por saber lo que harían en la misma.

Durante la conferencia se resuelven varias dudas de personas que quieren emprender en el porno. “Al final hacemos un ejercicio de recrear una escena y seleccionamos a uno de los estudiantes y el que logre tener una erección pasa a tener una escena con una de las profesoras, mientras están en el acto les explico, con un monitor, qué ángulo es necesario grabar. Si se debe enfocar una excitación o una penetración”, contó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN