ACTUALIZADO A LAS
01:05
vacio
-- / --

Atracción sexual, ¿por qué nos engrupen los cuerpos ‘perfectos’?

I
05 jul 2019 / 00:00 H.
    Image

Los atributos físicos suelen ser las primeras cosas que las personas notan para sentirse atraídas a otros. Otro dicho popular es que ‘el amor entra por ojos’; nos gusta quien tenga una cara más bonita, un mejor cuerpo, o una presencia imponente.

El gusto por la belleza ‘perfecta’ es evidente y hasta nos llega a generar una atracción sexual por la otra persona. Esta habilidad consiste en la capacidad de generar interés erótico en otras personas. Los rasgos físicos juegan un papel fundamental a la hora de lograr atraer a alguien de esta manera.

Generalmente los hombres y mujeres con rasgos acentuados (casi perfectos) son los que más llaman la atención de su contraparte. Este mecanismo no es algo propio de los humanos y es similar al que la especie animal utiliza con la finalidad de aparearse.

Michael Ryan, profesor de zoología de la Universidad de Texas, explica esto en su libro ‘El gusto por la belleza’. Cita como ejemplo una situación de confusión por la cola de un pavo real que tuvo el propio Charles Darwin, científico inglés,

Darwin notó que la cola de esta ave no le daba mayor protección con los depredadores, más bien la hacía más torpe y vulnerable, sin embargo le era útil para atraer hembras de su especie y lograr el vital apareamiento.

Si comparamos este escenario con los humanos, se asemeja con la forma como nos atraen los atributos físicos estandarizados (voluptuosa y/o musculosos) de una persona y sintamos un deseo por él o ella.

Asimismo, según Ryan, se ha evidenciado por medio de experimentos con varios animales, que el cerebro tiene predisposición de desear rasgos determinados que no necesariamente le sirven para su supervivencia.

Esto lo comprobó el también zoólogo, Malte Andersson, con un experimento donde modificó el largo de la cola de una aves africanas. El resultado fue que los machos de colas alargadas artificialmente, tuvieron mayor éxito en reproducirse; y a los de rabo corto no les fue bien.

Al igual que los animales prefieren a los atractivos de su especie, las personas también tendríamos el mismo mecanismo de atracción sexual con los bien dotados físicamente.

Incluso para ampliar el sex appeal de ventaja que ya poseen, suelen valerse otros recursos como un buen carro o una buena vestimenta, con la finalidad de demostrar que serían un ‘buen partido’.

Esto tendría influencias hasta en el aspecto social. ¿De qué manera? Según estudios, andar con alguien guapo/a podría aumentar el atractivo de una persona ante el resto.

Ryan concluye mostrando su preocupación por la pornografía, ya que esta industria vende un estándar de ‘belleza’ que no suele estar apegado a la realidad, ocasionando conflicto con nuestras preferencias.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN