ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

Rotacismo: cuando la R es motivo de burlas

I
19 sep 2019 / 23:05 H.

Ese sonido que llama la atención cuando alguien no puede pronunciar la letra R es uno de los trastornos del lenguaje más comunes entre las visitas al terapista de lenguaje.

Y son, además, las causas de bullying a lo largo de la vida de las personas que no aprendieron, no pudieron o no superaron esa letra fuerte.

Rosa Narváez, pedadoga audioterapeuta de la Universidad de Guayaquil, explica que existen varios trastornos asociados al lenguaje y al habla; uno de los más frecuentes es el no poder pronunciar los sonidos r, rr, tr, pr, br, conocido como rotacismo o dislalia selectiva.

Causas del rotacismo

-Problemas de frenillo, cuando es corto y no puede elevar la lengua por la limitación física.

-Paladar más elevado y estrecho, por lo que no se puede apoyar correctamente la lengua.

-Falta de tono a nivel muscular en los órganos labios, lengua, maseteros... y falta de control sobre estos órganos.

-Falta de fuerza y coordinación en el soplo.

-Mal posicionamiento de la lengua: toca o sobrepasa los dientes, por lo que no hay vibración.

En la sala de terapias gratuitas que tiene la facultad de ciencias médicas de la universidad, se atienden al menos unas 20 personas al día; el 60 % con esta afectación del lenguaje, que además incide psicológicamente en niños y adultos.

Problemas psicológicos

“Los niños que sufren este tipo de problemas de lenguaje suelen sufrir problemas de bullying por los compañeros, les ponen apodos, los imitan, los tratan mal, esto genera un poco el aislamiento de los chicos y el efecto de esta situación en la adultez es que tienden a ser personas muy retraídas de igual forma; si logran destacar, igual mantienen esta sensación de no poder, de no ser lo suficientemente buenos, en algunos casos”, explica la psicóloga clínica Carolina Peñafiel.

Su colega, Anabelle Arcos, coincide y alerta a los padres a estar pendientes de sus hijos tanto si presentan algún trastorno como si se burlan de algún compañero que lo padezca.

“Los padres deben estar pendientes de cómo pronuncian las palabras sus hijos y no creer que es una fase de engreimiento de los niños y buscar ayuda”, dice la especialista.

Fomentar la empatía

Arcos considera que además hay que establecer la empatía, el respeto y la tolerancia para evitar las burlas sobre quienes padecen este tipo de trastornos u otros.

“Hay que recordar a los padres que deben educar correctamente a sus hijos y enseñarles que no deben burlarse de alguien por ser distinto. Ser el agente de cambio para parar el bullying”, dice Arcos.

La psicóloga agrega que motivo de las burlas, quienes tienen este tipo de trastornos, pueden presentar frustración, ansiedad e incluso depresión, aunque varía de persona a persona.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN