ACTUALIZADO A LAS
19:59
vacio
-- / --

¿Cómo recuperar la confianza en el trabajo después de cometer un error?

I
15 oct 2019 / 00:33 H.

César Terán, empleado de una agencia bancaria de Guayaquil, dice ser un trabajador ejemplar, dedicado y comprometido con la empresa que le abrió las puertas. Pero el pasado 30 de abril cometió un error por el que estuvo a punto de ser desvinculado.

Un error en la contabilidad de su caja casi hace que lo despidieran, por lo que sus superiores —dice— han perdido la confianza que habían depositado en él. “No recuerdo cómo ni cuándo fue. Solo sé que cuando estaba ajustando los balances financieros de mi caja tenía un faltante de $ 350, que era casi todo mi sueldo”, narra Terán.

Y es que es común que en algún momento alguien pueda ‘meter la pata’ en el trabajo. Sin embargo, es necesario asumir los errores, ser responsable y arreglarlos en la medida de lo posible, además de recuperar la confianza de tu jefe y el resto del equipo.

Así lo dice Fabiola Andrade, asistente de Recursos Humanos de Conexión Total, quien explica que tras cometer una falta, lo primero que se debe tener en cuenta es que lamentarse y arrepentirse no solucionará nada. Es mucho más productivo —recomienda— convertirlo en una valiosa lección para realizar un buen trabajo en el futuro.

“Tras reconocer tu error y disculparte vale la pena reflexionar. No hay que fingir que nada ha pasado, por lo que se recomienda bajar ánimos y ser algo más silencioso de lo habitual en los días posteriores”, dice Andrade.

Agrega que esto no implica que la persona deba entrar en un estado de amargura, sino que así demuestre a los superiores que está prestando mayor atención a sus labores.

¿Cómo recuperar la confianza en el trabajo después de cometer un error?

De igual forma, Andrade indica que el apoyo entre los compañeros puede ayudar a que la confianza retorne a la persona que cometió un error.

“Lo más importante es contar con un grupo de compañeros que sea positivo y que, además de alentar al caído, pueda servir de sostén para que no reincida”, señala.

Asimismo, advierte que cuando el error ya está solucionado hay que trazarse nuevos objetivos y llevar proyectos de manera eficaz aunque sean pequeños. “Sé extremadamente cuidadoso y verás como poco a poco tu jefe te irá dando labores de mayor responsabilidad de nuevo”.

Por su parte, la psicóloga clínica Sarah González, exprofesora de la Universidad de Milagro, explica que la forma de actuar de la persona que ‘metió la pata’ se ve mermada porque piensa que la única salida es abandonar todo, llegando al punto de querer renunciar.

“Dentro de nosotros, en nuestra mente, hay una ‘vocecita’ que suele ponerse parlanchina en esos momentos duros. Esa voz suele recordarnos mil veces el error al punto de que creemos cosas que no somos”, resalta González.

Recuperando la confianza

González aclara que para recuperar la confianza las dos partes deben trabajar: tanto colaborador como jefe. El primero debe hacer lo posible por sentirse seguro de sus capacidades intelectuales y personales; mientras el segundo puede volver a realizar sus labores con el ímpetu previo a la falta cometida.

• Concéntrate en tu labor asignada

Si tienes algunas dudas acerca de cómo volver a realizar tu trabajo después de una falta —apunta González— un opción es pedir ayuda y despejar las dudas que se tiene hasta saber cómo hacerlo casi con los ’ojos cerrados’.

“Concéntrate y enfócate en lo que tienes que hacer y en tus responsabilidades, ya que el ver los buenos resultados de tu trabajo la confianza regresará”, recomienda.

• Reconoce fortalezas y trabaja en tus debilidades

Si dedicas más tiempo a pensar en tus carencias que en lo que haces bien, entonces es normal que tu confianza tenga un declive. Identifica los puntos fuertes de tu trabajo y también tus debilidades, y trabaja en mejorarlas. Pero sin caer en pensamientos negativos hacia ti mismo.

• Confía en ti

¡Envíate pensamientos positivos! Es decir, que en vez de pensar que no sabes cómo actuar después del error cometido, piensa en que gracias a tus aptitudes y habilidades te han contratado para el puesto de trabajo.

• No te compares con otros

“Si lo haces con un compañero que consideras más inteligente y talentoso, solo alimentarás la desconfianza sobre ti mismo y finalmente tu autoestima se verá dañada”, dice la experta, quien resalta que cada persona es diferente y tiene sus propios talentos, por lo que compararse no tiene ningún sentido y es una actitud que se debe evitar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN