ACTUALIZADO A LAS
17:22
vacio
-- / --

Las reglas para una compra saludable

I
14 jul 2019 / 00:01 H.

¿Está seguro de que el pan que compra es realmente integral o de que ese producto que tomó de la percha resulta tan ‘light’ como cree? Es probable que al hacer la selección de sus alimentos se deje llevar por mensajes como ‘0 azúcar’ o ‘0 colesterol’ y que al final esos productos no le den todas esas bondades que le ofrecen.

¿Y el semáforo? Ayuda, pero no debe fiarse solo de él, sobre todo si se considera que es posible que el producto no contenga azúcar, pero que incluya otras sustancias para endulzar, que podrían ser dañinas. O puede pasar lo contrario, como en el caso de los frutos secos, que aparecen con el semáforo en rojo en grasa. ¿Son malos entonces? No, son saludables porque lo que contienen es grasa buena.

A veces tomamos tan rápido los productos de la percha que obviamos ciertos pasos importantes o pensamos que porque están enriquecidos con vitaminas son sanos.

Los especialistas consultados por este Diario piden dar un vistazo a las etiquetas y fijarse no solo en la fecha de caducidad o en su precio. No es complicado. Hay que comenzar a mirar los porcentajes de ciertas sustancias, la cantidad de ingredientes que incluye y el orden en el que están. Solo así sabrá que su elección de compra es realmente saludable.

EXTRA le muestra ocho de los puntos que debe mirar antes de comprar un alimento.

EL ORDEN

Antes de decidirse a comprar un producto vea los ingredientes. ¿Sabe en qué orden están colocados? No responden a una continuidad alfabética ni están puestos al alzar. Los primeros de la lista son los que más abundan en el producto. Por ejemplo, si en un chocolate en polvo lo primero que aparece es el azúcar, eso es lo que más contendrá.

LOS INTEGRALES

Siempre nos recomiendan consumir productos integrales porque son más saludables, ¿pero esas galletas, panes o tostadas que compra entran en esa línea? Muchos incluyen un mínimo porcentaje de harina no refinada, es decir integral, y lo que tienen en mayor cantidad es harina refinada, que es la que se utiliza para el pan blanco.

MENOS ES MÁS

Antes de decidirse a ver los ingredientes, fíjese también en la cantidad. Si tiene hasta cinco es más natural, pero si pasa de ese número se convierte en un producto hiperprocesado, pues le han agregado sustancias para darle color, para realzar el sabor o para alargar el tiempo de vida útil o de consumo.

LOS AZÚCARES

¿Está seguro de que el producto que ha elegido no contiene azúcar? Puede ser que haya un endulzante escondido en lo que está adquiriendo, como el sirope o el jarabe de maíz proveniente del almidón. Quienes padecen de diabetes deben tener mucho cuidado con estos.

GRASAS TRANS

De todos los tipos de grasa, las trans son las peores para la salud, pues consumirlas en exceso puede elevar su riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y otros males. Evítelas o consúmalas con moderación. Las trans tienen el poder de elevar en el organismo el colesterol malo y de reducir el bueno.

LAS CALORÍAS

A veces no ponemos atención a lo que dice la etiqueta y pensamos que la cantidad de calorías que viene allí impresa se refiere al contenido total del envase, cuando en realidad se trata de las calorías que hay en una porción. Caemos en el error y nos comemos todo, un exceso que se evidenciará luego en la báscula.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN