ACTUALIZADO A LAS
23:18

Superar una ruptura amorosa es tan difícil como dejar la cocaína

I
12 oct 2018 / 00:00 H.

Una ruptura amorosa es un proceso difícil de superar. Para algunos, distanciarse de la persona amada ayuda a olvidar y a superar el dolor. Otros, en cambio, no pueden asimilarlo con facilidad, se deprimen y sienten que la vida no tiene sentido después de eso.

Según un estudio elaborado por la Universidad Nueva York y la Universidad de Rutgers, publicado en la revista especializada Neuropsychology, el cerebro de una persona que sufre por una decepción amorosa muestra la misma actividad cerebral que un adicto a la cocaína durante periodos de abstinencia.

La investigación analizó la actividad cerebral de 10 mujeres y 5 hombres mientras observaban una imagen de la persona a la que no podían superar y la compararon con lo que ocurría cuando miraban una fotografía de un rostro familiar del mismo sexo.

Así determinó que aquellos que seguían enamorados luego de haber finalizado la relación mostraban un nivel de ansiedad similar al de los adictos a la cocaína, cuando veían a su expareja.

Los científicos explicaron que el amor es un tipo de adicción que involucra a los sistemas subcorticales (encargados de controlar la regulación de las emociones) que son básicos para la supervivencia, por esa razón son difíciles de controlar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN