ACTUALIZADO A LAS
20:17
vacio
-- / --

Los cinco juguetes sexuales más aclamados en San Valentín

Quito ·
E
14 feb 2020 / 10:05 H.

Las mujeres prefieren los vibradores y la lencería comestible, mientras que los hombres se inclinan más por las vaginas de látex de actrices porno y los estimuladores prostáticos. Cuando se trata de estimulación sexual entre pareja, los productos más solicitados son los kits de sadomasoquismo.

El vibrador con aplicación para celular es muy solicitado por las damas porque pueden estimularse sexualmente con su pareja, aunque esta no esté cerca.

Funciona así. El objeto viene con una aplicación móvil que permite controlar al dispositivo desde cualquier distancia. La mujer se introduce el aparato en los genitales y su pareja puede controlar la vibración del juguete sexual desde otro lugar.

Lee también: Los planes que puedes hacer si estás ‘chiro’ en San Valentín

“Hay hombres que viajan a menudo y adquieren este producto para jugar con sus esposas vía online”, dijo Nicole Yánez, quien vende vibradores bajo pedido por Internet. El más barato está en 280 dólares.

La lencería comestible también es una de las opciones favoritas para las mujeres en esta fecha. Son prendas interiores elaboradas con goma de caramelo. La idea es que la pareja se ‘coma’ la ropa interior. Hay de distintos sabores, colores y tamaños. Y cuestan desde los cinco dólares.

Por su parte, cuando los hombres van a comprar a una tienda para adultos, su producto favorito es la vagina de látex de las mujeres más famosas de la industria porno. Estos juguetes eróticos son moldes hechos con la parte íntima de las actrices.

Diana Muñoz trabaja en un sex shop y comenta que el modelo más cotizado es el de Mia Khalifa. El precio varía entre los 90 y 200 dólares. Existen promociones donde, a parte del molde, viene un disco con contenido sexual explícito de la famosa.

Lee también: ‘Motelea’ y celebra San Valetín con estas habitaciones temáticas

Los estimuladores prostáticos también son los favoritos para ellos. Este aparato se encarga de estimular el punto P del hombre, que es el lugar más sensible y donde logra mayor excitación. Está ubicado debajo de la vejiga y delante del recto, donde justamente actúa el estimulador.

Existe gran variedad de estos ejemplares, los más baratos están desde los 20 dólares y funcionan a pilas. Los más caros tienen control remoto y suelen costar hasta 150 dólares.

Finalmente, los kits sadomasoquistas son los juguetes eróticos que causan más atracción en las parejas, el 14 de febrero.

El conjunto más económico es de 40 dólares e incluye mordaza, antifaz, cuerda, esposas de manos y de pies, látigo y correa para el cuello. Un kit completo cuesta hasta 220 dólares que contiene jaulas de castidad, que son pequeños aparatos que impiden la erección.

Dayanara Garzón afirmó que, cada 14 de febrero, las ventas del sex shop que atiende incrementan hasta en un 400 por ciento. Ella trabaja en un local ubicado en la 6 De Diciembre y Gaspar de Villarroel, en Quito.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN