ACTUALIZADO A LAS
01:01
vacio
-- / --

¿Pagarías 20 ‘lucas’ para tener sexo con un robot?

I
12 jun 2019 / 13:51 H.

El sexo con robots está a la vuelta de la esquina, y los primeros ‘sexbots’ están a prueba. Pero ¿pagarías unos 20.000 dólares por una muñeca que te sirva como pareja sexual? ¿Crees que podrás lograr el máximo placer con esa mujer robot? ¿Y ella?

En fin, “cada loco con su tema”, pues al parecer estos robot se están volviendo cada vez más realistas.

Una muestra de ello es Harmony, la primera muñeca sexual con inteligencia artificial. Brick Dollbanger, su primer beta tester (prueba de software), ha dicho que sus respuestas sexuales son “extremamente realistas” y que esta es su cualidad principal. “Cualquier usuario que compre este producto va a tener una experiencia alucinante”, no duda en declarar.

Dollbanger detalla que en el primer acto, la muñeca tardó unos 15 minutos en “alcanzar el orgasmo”. Después, dice, puede repetir la performance y volver a simular la culminación del placer en intervalos sucesivos que duran entre siete y diez minutos. Eso, además de que la piel de la muñeca y sus rasgos son muy cercanos a los humanos, e incluso cambia de temperatura y su voz es bastante amigable.

Es así que el futurólogo Ian Pearson afirma que en poco tiempo serán necesarias “leyes visuales”, las cuales impedirían que los robots sexuales parezcan demasiado realistas. Lo dijo para Daily Star Online: “La regulación puede hacer que una diferencia visible brille”.

Sugiere que tengan, por ejemplo, brillantes ojos verdes como ninguna persona tendría. La alarma llega solo días después de que un experto en ‘sexbots’ afirmara que las redes 5G ayudarán en el realismo. Se cree que cada vez que pueda obtener un flujo más constante de información desde el software, obtendrá una mejor sincronización y un movimiento más suave de su hardware.

Una muestra en el mercado

Hace varios años que el mercado de juguetes para adultos tiene ‘muñecas’ a tamaño real tan hiperrealistas que no les falta ni el pelo ni la vagina según los requiera el cliente. Pero la tecnología avanza en todos los campos, y se ha venido trabajando en el siguiente nivel: que la muñeca se convierta en un robot.

Es así que el famoso fabricante de muñecas sexuales RealDoll y su compañía hermana Realbotix han insistido en implementar a estos cuerpos inanimados pero movibles una cabeza robótica.

En el mercado una cabeza robótica animada cuesta -solo esa parte- unos 9.400 euros (aproximadamente 10 mil dólares), una cifra a la que aún hay que añadir lo que valga el cuerpo de la muñeca y los ‘extras’ que pidamos: color de ojos; tamaño, color y forma de los pechos y pezones; tamaño y forma de la vagina, etc.

Allí es donde sale la muñeca Harmony AI, algo así como “una novia virtual”, una mezcla del personaje de Scarlett Johansson en el film Her y la asistente Siri de Apple. ¿Crees que valga la pena pagar esas 20 lucas por ella?

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN