ACTUALIZADO A LAS
01:02
vacio
-- / --

Secretos sexuales entre parejas: ¿Le hacen bien a la relación?

I
18 jun 2019 / 00:00 H.
    Image

Suelen decir que la base de una relación de pareja es la comunicación. Para esto debe existir confianza mutua, si es posible al 100 %; así no existirán secretos entre ambos, al menos en cuestiones básicas.

Si vamos a asuntos más profundos, como por ejemplo los sexuales, en ciertos casos no llegamos a ser totalmente sinceros con nuestra pareja y nos guardamos ciertas cosas por temor a la reacción de la otra parte.

Por ejemplo, ¿Qué tan malo sería encontrar a tu compañero/a viendo una película porno? Actualmente siguen existiendo prejuicios respecto a que una chica mire este tipo de contenido.

En otro escenario, ¿Cómo reaccionarías si te enteras que tu pareja se masturba pese a que tienen sexo de manera habitual? Algunos podrían sentirse ofendidos y/o pensar que no le están ‘rindiendo’ a su contraparte en la cama.

Son justamente prácticas como las señaladas las que hacen plantearte hasta que punto es bueno o malo tener secretos íntimos con tu pareja. Al parecer lo mejor es no alarmarnos si ‘cachamos’ a él o ella en situaciones como estas.

¿Abrirnos sexualmente o no?

La manera normal de llevar el aspecto sentimental y sexual de nuestra relación, suele basarse en contarse todo. Si escondemos alguna actividad o pensamiento podríamos parecer o quedar como ‘infieles’ con nuestra pareja.

Pero parece haber cuestiones que si es mejor guardárselas para uno. Para Raquel Gargallo, sex coach consultada por diario El País, “no toda la sexualidad de una persona es propiedad privada de su pareja”.

Según Gargallo, de no darse esto podrían presentarse situaciones ilógicas, por ejemplo, que te acepten tener fantasías eróticas, “pero no que se masturben con dichas fantasías”, peor si estas incluyen otras personas.

La sexóloga cree en que debe existir “una responsabilidad individual y privada de cada uno con su vida sexual”, y que las acciones como masturbarse, deben verse como otra forma de “favorecer y nutrir la relación”.

Su colega de profesión, Verónica Vivero, va por el escenario de que el hombre y la mujer no tienen por qué hacerlo todo juntos.

¿La razón? Se resume a que cada quien merece su espacio, con mayor razón en asuntos sexuales: “En lo concerniente a la sexualidad podríamos decir que hay una parte compartida con el otro, pero seguimos teniendo nuestra esfera individual”, explica.

Masturbarse en ‘corto’, ¿bueno o malo?

La masturbación es comúnmente un tema tabú en la relación. Tanto en el hombre y la mujer suelen practicarlo en secreto ya sea por algún sentimiento de culpa, para evitar dar explicaciones, o para no tener peleas con la pareja.

El sexólogo Alberto Álamo, explica a diario El País que “a pesar de lo que se pueda creer, (la masturbación) no significa que uno esté insatisfecho con su vida sexual en pareja”. El especialista indica que esta práctica más bien funciona como “un sustitutivo de una relación erótica con otra persona”.

La masturbación incluso suele estar asociada a una manera de quitarse el estrés y relajarse.

Álamo tiene una explicación para este comportamiento de molestia que genera esta práctica. “Seguramente siga existiendo culpa y se siga haciendo a escondidas debido a esa creencia de que si te masturbas es porque no estás teniendo el número o la calidad de relaciones que deseas, y eso puede molestar a la pareja”, dice.

Sin embargo podría cambiar la forma en que se lo ve, si se practica con la finalidad de aumentar tu rendimiento sexual.

Según Vivero, masturbarse a solas, “mejora la calidad de nuestros orgasmos, puesto que, a mayor actividad, mayor tonificación genital”.

Por su parte Álamo acota que “si nos masturbamos en solitario y, además, tenemos relaciones eróticas con nuestra pareja, vamos a disfrutar de mucha diversidad en nuestro placer y eso ayuda a no caer en la rutina”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN