ACTUALIZADO A LAS
01:01
vacio
-- / --

¡Sexualidad compulsiva: un mal que aqueja a muchos!

Ecuador ·
I
07 may 2019 / 00:00 H.

La adicción al sexo, científicamente conocida como la hipersexualidad, es cuando las personas sienten el deseo forzoso de mantener relaciones sexuales frecuentemente, pero al no poder satisfacer sus necesidades puede presentar grandes molestias.

En la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que esta terminología se refiere al desorden del comportamiento sexual compulsivo. “Es un trastorno que incluye una actividad sexual repetitiva, que se convierte en el foco central de la vida de la persona, hasta el punto de descuidar la salud y el cuidado personal”, menciona la OMS.

Además, la entidad de la salud considera a la hipersexualidad como una enfermedad que afecta a la salud física y mental de las personas.

En un informe publicado en la revista Journal of Sexual Medicine, según el medio Infobae, el psiquiatra estadounidense Rory Reid, autor de un estudio sobre la adicción al sexo, expresa que este es un problema psicológico que puede traer graves consecuencias. “Tener sexo está bien, el problema es que cuando el deseo sexual se vuelve obsesivo controla todos los aspectos de la vida”, recalca el experto.

¿Por qué se activa la hipersexualidad?

El psicólogo de parejas Roberto Rosenvaig detalla en su libro “Demasiado Sexo: una nueva terapia de las adicciones”, las razones por las que una persona se vuelve sexualmente compulsiva:

- Deseos de conexión humana

- Obsesión por ver materiales pornográficos

- Narcisismo y control

- Bajo autoestima

- Evitar sentimientos de soledad y aburrimiento

- Experimentar fantasías sexuales: autoeróticas o líneas ‘hot’

Expertos en el tema coinciden en que este trastorno trae consigo varias consecuencias, como la masturbación constante, la búsqueda de encuentros sexuales con gente desconocida o trabajadores sexuales, el consumo excesivo de porno a través de internet, entre otros aspectos.

Teniendo en cuenta todo esto, el Instituto Madrid Sexología recalca que la excesiva actividad sexual afecta la salud en nuestros genitales. Así como genera enfermedades de transmisión sexual y aparición de embarazos no deseados.

Sin embargo, este problema adictivo tiene cura, según especialistas en sexualidad. Si alguien padece de esta ‘enfermedad’ lo más recomendable es acudir a un psicólogo o sexólogo. Probablemente ayudará con este malestar que puede afectar tu vida sexual.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN