ACTUALIZADO A LAS
18:23
vacio
-- / --

¡Que la ‘llama’ del sexo no se apague en tu relación!

I
18 abr 2019 / 23:42 H.
    Image

La rutina es factor que puede dañar e incluso acabar con una relación amorosa de muchos años. Caer en la monotonía de actividades en pareja, entre ellas el sexo, puede ser peligroso para aquellos que se confían de que su media naranja nunca los va abandonar.

Sin embargo, es un hecho que, con el paso de los años, en las relaciones pasa algo que podría asimilarse a una popular frase: “carrera de caballo, frenada de burro”.

Traducido al español, hablamos de que quizás al inicio de tu relación era todo ‘pajaritos en el aire’ y sexo casi a diario, pero ahora ya se volvió algo monótono y no es nada como al principio. ¿Por qué ocurre esto?

Según un estudio de la European Journal of Social Psychology, el deseo sexual suele ser alto durante las etapas tempranas de la relación y disminuye gradualmente con el tiempo.

En su investigación emplearon una perspectiva teórica de apego para investigar por qué el deseo sexual de las parejas románticas se manifiesta más rápidamente para algunas personas que para otras.

Los perfiles evaluados fueron parejas de novios y recién casados; en ellos se examinó los efectos de las inseguridades de apego en el deseo sexual. Los resultados mostraron que la ansiedad por el apego moderó la trayectoria del deseo sexual de los hombres.

Esto hizo que con el tiempo los hombres altamente ansiosos disminuyeran el deseo de su pareja. En cambio en los menos ansiosos no disminuyó el deseo por su amante. Asimismo la evitación del apego también predijo niveles más bajos de deseo inicial en ambos sexos.

En resumen, la evitación generalmente interfiere con el inicio de la relación para ambos sexos, mientras que la ansiedad en los hombres interfiere con el mantenimiento del deseo a lo largo del tiempo, posiblemente debido a la sensibilidad a la creciente interdependencia.

¿Cómo mantener el ‘picante’ en la relación?

Uno de los factores claves parece ser el diálogo. Esto ayudaría a que la relación se mantenga a fuego vivo dentro y fuera de la cama. Según la sexóloga Ruth González, citada por diario El País, estas parejas “saben y dedican tiempo a dialogar, comunicarse y resolver conflictos”.

Por lo tanto, explica la profesional, que “hablan desde el yo y no desde el tú, expresando cómo se sienten y lo que piensan. Sin atacar ni utilizar palabras como nuca o siempre y sí utilizando palabras como por favor, gracias, lo siento y te quiero”.

González agrega que el reparto de las tareas del hogar también “hace que haya un sentimiento de equipo y equidad, que no haya más carga por parte de un miembro y que luego esto pueda repercutir en enfados y cansancio”.

Otra acción que contribuye a mantener el deseo sexual el uno por el otro son los elogios. Según la sexóloga, las parejas que “se elogian, admiran, mantienen el afecto, se besan, se acarician y se abrazan también fuera de lo que es relación sexual”, mantienen un alto deseo mutuo.

La experta concluye en que “para llevarse bien en la cama, es igual de importante llevarse bien fuera de ella”. Y lanza un último consejo: “aunque con el tiempo el deseo sexual cambia y la rutina disminuye la intimidad, tenemos que dedicarnos tiempo juntos”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN