ACTUALIZADO A LAS
18:04
vacio
-- / --

La vasectomía, un tema de decisión

I
13 sep 2019 / 00:01 H.

Durante años, la decisión -y responsabilidad- de la planificación familiar ha sido cuestión de la mujer. Ella es la que decide, en la mayoría de los casos, cuántos hijos tener y qué método anticonceptivo usar.

En 2016, en la zona 8 de salud (Guayaquil, Durán y Samborondón) fueron 4.146 mujeres las que se sometieron al procedimiento definitivo de anticoncepción, la ligadura de trompas. Su equivalente en el hombre es la vasectomía, una técnica quirúrgica menos invasiva y menos requerida.

Aunque la decisión por este método va en aumento, considera la cirujana Carmen Moncayo Valencia, coordinadora de docencia del hospital del día Mariana de Jesús.

De julio a diciembre de 2018 cerca de 40 hombres se sometieron a este procedimiento en el Mariana de Jesús. Para este año, ya han intervenido a 112 caballeros que optaron por la esterilización, asegura la médico.

Sin embargo, frente a las cifras de los métodos de planificación familiar utilizados, la vasectomía sigue por debajo. Esto, a criterio de Jonathan Stack, promotor de ‘Vasectomía sin fronteras’, se debe a que durante muchos años se han elaborado productos anticonceptivos dirigidos a la mujer y muy poco se ha trabajado con los hombres.

Stack promueve a nivel mundial, el Día de la Vasectomía como un movimiento para que más hombres se decidan por este procedimiento que además de incluir al varón en la decisión de cuántos hijos quiere tener, les ofrece la oportunidad de demostrar amor.

“Muchos de los hombres coinciden en que es un acto de amor. Por amor a los hijos, a querer darles una mejor vida; por amor a la esposa. Alguno me decía: “ella ya parió a los niños y ahora me toca a mí esta responsabilidad”. Y por amor al mundo, en general”, explica Stack.

¿Qué es la vasectomía?

Es una intervención quirúrgica que se realiza en no más de 50 minutos, con anestesia raquídea o peridural.

En el procedimiento se cortan los conductos deferentes, que son los que llevan los espermatozoides de los testículos a la uretra. Al cortar su camino, los espermatozoides no pueden salir de los testículos.

Para realizar la cirugía se debe acudir a un centro de salud nivel 1 (Subcentro) donde el paciente recibe la primera consulta, explica Moncayo. A los interesados se les ofrece una charla psicológica en la que se explica el procedimiento para que el hombre esté seguro que desea la esterilización.

La vasectomía, un tema de decisión

El centro de salud refiere al paciente a otro hospital de la red pública donde se realiza esta cirugía; se completan exámenes para determinar la salud del caballero y una vez con los registros completos, se procede con la intervención quirúrgica.

El paciente debe estar un máximo de 4 a 6 horas en el centro médico y es dado de alta.

El proceso de cicatrización dura de 15 a 21 días. A los 10 días de haber sido intervenido, el hombre puede tener relaciones sexuales con protección. Y debe tener al menos 30 eyaculaciones para volver al centro de salud donde le realizarán un espermatograma, un estudio que confirmará la no existencia de espermatozoides en su líquido seminal.

No se requiere una edad específica o un número de hijos para someterse a la cirugía. “Solo se requiere decisión”, dice Moncayo.

Beneficios

Uno de los principales beneficios que resultan de hacerse la vasectomía es la tranquilidad que va a tener la pareja, manifiesta Moncayo.

La vasectomía, un tema de decisión

La tensión que existe cuando no se tiene un método de planificación familiar puede generar problemas en la intimidad, por lo que el método definitivo eliminará esa preocupación.

Nadya Donoso, del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), añade que una de las primeras razones por las que el hombre en una relación monógama debería optar por la vasectomía es el tiempo de recuperación. En las mujeres es mayor tiempo y el costo es más alto. Además que la fertilidad de los hombres es más larga.

En el caso de la mujer rmultigesta, explica Moncayo, seguir teniendo embarazos es peligroso a medida que pasan los años, lo que puede desencadenar en muertes materno infantil.

“La mujer se puede embarazar una vez en un año; el hombre puede hacer muchas más, en distintas mujeres. Él es fértil todo el tiempo”, agrega la especialista.

Cero mitos

Una de las principales creencias que tienen los hombres para no decidir por esta opción es la pérdida de la virilidad. Algo errado, asegura la doctora Moncayo, pues lo único que se obtiene con la cirugía es el no paso de los espermatozoides. El hombre va a seguir teniendo erecciones, eyaculaciones y placer sexual, dice.

Otro de los motivos es el tema cultural

“Como cultura de responsabilidad sexual y de responsabilidad procreativa no está muy difundido porque la educación sexual es pobre en ese sentido y orientación”, dice el psicólogo Jorge Luis Escobar.

La planificación sexual y familiar es una responsabilidad del ser humano, “pero todavía existe esto, como una suerte de que la sociedad es la que dicta esos factores y recae mayormente en la mujer. Hay que desaprender eso y es todo un proceso”, explica Escobar.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN