ACTUALIZADO A LAS
12:58

Esto es lo que le ocurre a tu cuerpo cuando no tienes sexo

14 jun 2018 / 00:00 H.

Las relaciones sexuales producen beneficios a nuestro cuerpo. Sin embargo, hay quienes que —por diferentes motivos— dejan en un segundo plano el practicar esta actividad, ya sean por días, semanas, meses e incluso años.

Pero, lo que se desconoce es que, mientras se deja de tener sexo, el cuerpo experimenta cambios indeseables y se comienzan a notar a partir de la primera semana de abstinencia.

Un estudio de Medical Daily asegura que a los pocos días de abstinencia el cuerpo gana kilos de más, la persona se pone de mal humor e incluso puede llegar a perder el interés por la intimidad.

Baja autoestima

Una pausa sexual en tu vida puede generar que te sientas menos animado y menos deseado. Esto se debe a la falta de oxitocina y endorfinas (producidas por una relación sexual). La ausencia de ellas, provoca la sensación de tristeza.

Según el estudio, el semen contiene hormonas como la testosterona, estrógenos y prolactina, que en cierto modo equilibran las emociones a nivel hormonal. Hay que aclarar que los cuadros de depresión se dan en casos extremos, pero son una posibilidad.

Tus genitales se debilitan

La escasez de sexo también le pasa factura a tus partes íntimas. Principalmente, los hombres se ven expuestos a la disfunción eréctil, sobre todo si ya se van haciendo mayorcitos. Así lo determina un artículo publicado por The American Journal of Medicine, en donde expertos del Hospital Universitario Tampere (Finlandia), dicen que: “El coito regular protege contra el desarrollo de la disfunción eréctil entre los 55 a 75 años”.

Por otra parte, las mujeres corren el riesgo de perder elasticidad en la vagina por atrofia, lo que produce menos dolor y sensibilidad. Así lo definió la experta en ginecología y obstetricia española Stefanie Redon.

Falta de sexo es igual a estrés

La falta de sexo podría conllevarte al estrés total. Pues tiene una relación directa, según un estudio realizado en 2005 y publicado en Psicología Biológica. Es decir, el sexo tiene que ver con un mejor rendimiento físico y mental.

Aparte de esto, te resfriarás debido a que tu sistema inmune se debilitará, pero... ¿por qué? Porque cuando tienes relaciones íntimas, tu cuerpo genera antígenos mediante el intercambio de fluidos con tu pareja, como la saliva y algunos revestimientos de mucosa.

Tienes que saber que gracias a lo ‘asqueroso’ que tu pareja puede aportar, obtienes defensas para una gripe común. Y que, cuando tienes relaciones a diario, tienes más inmunoglobulina en la sangre.

Cólicos menstruales ‘a la vista’

Y, aunque parezco poco creíble, las relaciones sexuales mantienen al útero sano y la cavidad vaginal, que son manipulados durante el orgasmo, disminuyendo los dolores menstruales.

La ginecóloga Martha Garzón considera que si no hay penetración de forma seguida, es probable que aumenten los ‘fastidiosos’ cólicos menstruales.

El corazón puede verse afectado

¡Esto no es un mito! Dicho por los mismos especialistas, el sexo es una actividad física y hasta un deporte extremo, pues es considerado como ejercicio cardiovascular.

A esto se suman diversos estudios que indican que las personas con mayor abstinencia de sexo son propensos a problemas cardíacos. Esto es una buena excusa para practicarlo más seguido.

Con esto, ya no cabe duda que es mejor tener como ‘pana’ al sexo, porque de lo contrario, un sinnúmero de males vienen a nosotros.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN