ACTUALIZADO A LAS
08:57
vacio
-- / --

Alfaro Moreno arranca con deudas bravas

D
04 dic 2019 / 10:33 H.

Carlos Alfaro Moreno asumió la presidencia del Barcelona y tendrá que echarse al hombro el montón de deudas que tiene el club. La directiva saliente dijo en julio de este año que el déficit de Barcelona llegaba a $ 29,5 millones, pero actualmente se rumora que son $ 40 millones, lo que deben cancelar a varios acreedores. Pero por lo pronto, las ‘culebras’ visibles y que tienen que ser cubiertas lo antes posible serían: Guillermo Almada, Ariel Nahuelpán, club Torque de Uruguay, más dos supuestos pagos pendientes al Servicio de Rentas Internas (SRI) y un proveedor que arregló el estadio, que sumarían un aproximado a 5 millones de dólares.

El argentino Nahuelpán demandó al club en agosto de 2018, cuando mantenía un contrato vigente. El pedido del delantero llegó hasta la FIFA y ahora, Barcelona le debe $ 1.364.800 más el 5% de interés anual ($ 68.240).

▶ Lee también: Alfaro Moreno toma las riendas de Barcelona

El club Torque de Uruguay es otra ‘culebra brava’ para Alfaro Moreno. El cuadro torero debe asumir la deuda de $ 1.150.000, más el interés del 1%, luego de perder la demanda ante FIFA por el pase de Jonathan Álvez al Junior de Barranquilla.

También le deben rendir cuentas al DT Almada. El uruguayo reclama sueldo y premios de Copa Libertadores 2017 y campeonato nacional 2016 por un monto de $ 600.000.

A ello se suma la discusión de un monto pendiente cercano al millón de dólares que el equipo ‘torero’ debe pagarle al SRI por una sanción correspondiente al período fiscal 2010, así como un valor pendiente pendiente de $ 1,2 millones, a un proveedor sobre adecuaciones a las instalaciones del estadio Monumental que, supuestamente ya estaban realizadas.

LO QUE PAGARON

A decir de Juan Alfredo Cuentas, vicepresidente saliente del Ídolo, se alcanzó a pagar $ 23 millones desde octubre del 2015, año en que asumió el mando ‘torero’ Cevallos, hasta diciembre del 2019.

Pero quedan pendientes varios ‘milloncitos’ que deberán ser cubiertos por el Beto. La deuda exacta no se dice, es un secreto dentro del Ídolo, pero los rumores apuntan a 40 millones. De allí la frase de Carlos Alfaro Moreno, quien indico en su discurso de posesión que buscará sanear la economía del equipo, para poder ganar, primeramente el campeonato financiero, después el torneo nacional.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN