ACTUALIZADO A LAS
23:52
vacio
-- / --

Ramos y sus ‘jugadas’ en la cocina

D
07 may 2019 / 15:59 H.

El entrenador uruguayo de Barcelona, Leonardo Ramos, el domingo dirigirá su primer Clásico del Astillero en el Capwell. Desde que llegó ha hablado de fútbol y no ha parado. Lleva seis puntos en la LigaPro.

¿Qué hay detrás del DT?

Ha terminado el entrenamiento y el director técnico habla con EXTRA. Tratamos de no conversar sobre el fútbol y lo logramos hasta la penúltima pregunta.

Con camiseta sin mangas y una gorra del Barcelona, el charrúa se confiesa. Antes comenta que Diario EXTRA le recuerda a Crónica de Argentina y que le gusta leer la crónica roja. Hasta nos preguntó cómo era el trato que le dábamos aquí.

Siempre lo vemos lleno de energía. ¿Ud. no se detiene?

El día a día y el disfrutar de mi profesión es lo que siempre me tiene con energía. Así como soy en el entrenamiento, soy todo el año.

¿A qué hora se levanta?

A las 06:10 y vengo a desayunar de lo más rico en la concentración del club. Igual tengo reservas que las utilizó. (Se toca la barriga y se ríe).

¿Qué cambió del desayuno de Montevideo con el de Guayaquil?

Allá tomaba mucho mate con mi señora, es una costumbre que tenemos los uruguayos. Ahora solo el desayuno.

¿Usted se defiende en la cocina?

Creo que me van a invitar a un programa de cocina. Me defiendo bien en esos menesteres. Trato de alimentarme lo mejor posible mientras estoy solo.

¿Cómo van las estadísticas de los días que no ha preparado un asado (parrilladas)?

Tengo 19 días en Guayaquil, más algunos que no había hecho en Uruguay. Por cierto, son muchos. Creo que es un mes.

Esas estadísticas son grandes, hasta cuándo durará sin estar frente a un asado.

Te tengo buenas noticias, ya tengo parrilla que es lo principal. Ahora solo hay que buscar el momento justo e indicado de hacerlo.

¿Y amigo de los tatuajes desde cuándo es?

Desde hace muchos años. En la espalda tengo uno que no se ve, es un león que simboliza a Estudiantes de la Plata. Me gustan muchos, seguro que en algún momento me haré más.

Mi señora también tiene tatuado el árbol de la vida, donde está toda la familia. Mis hijos tienen en los brazos. Solo es cuestión de gustos.

Ramos y sus ‘jugadas’ en la cocina

¿Además del fútbol, qué otra profesión tenía?

Me gusta el fútbol, no sé hacer otra cosa. Jugué desde pequeño, a los 17 debuté y me mantengo hasta ahora en esta profesión.

¿Nada de nada en otra cosa?

Intenté trabajar de mecánico tornero de barcos. Me di cuenta de que no despuntaba en los estudio y los dejé. Luego fui repartidor de pan en bicicleta, eso fue increíble porque me ayudó a tener una buena musculatura y potencias en las piernas cuando era joven.

¿Repartiendo panes qué tiempo estuvo?

Desde los 14 a los 16, fue una linda época de mi vida. Mi historia como jugador fue rara. Las divisiones menores las hice ya grande. A los 17 estaba en primera.

Lo vemos que no para... ¿el fin de semana vio fútbol de mujeres?

Sí, antes de eso habíamos visto el fútbol de reservas. Esto me apasiona. Gracias al fútbol soy lo que soy.

¿Lo malo que del Barcelona femenino no puede convocar a nadie al equipo de primera?

(Risas) No se puede. Pero conversé con la entrenadora, la felicité por el gran trabajo. Hay muy buenas jugadoras.

¿De los 19 días que lleva en Guayaquil hay alguno que se desconectó del fútbol?

Es difícil, este deporte es mi pasión. Me gusta estar concentrado y metido en lo que me desempeño. Además, soy muy casero, siempre he sido así.

¿Qué tan entrenador es en la casa? ¿De los que llegan y dirigen o se pone a hacer las cosas?

Me gusta la cocina. Éramos una familia de cinco hermanos y por muchos años me tocó ser papá y mamá de ellos. A mis padres les tocaba trabajar. Gracias a Dios nunca faltó nada.

Estoy acostumbrado a realizar las tareas de la casa desde muy chico. No hay problema con lavar, planchar, barrer, cocinar, lavo los platos, hago la cama.

En mi época de joven le cambiaba los pañales a mi hermana, pero no los de ahora que son desechables. Eran los de tela, los que debías lavarlos. Eso se lo agradezco mucho a mi padre por enseñarme.

¿Le gusta la cocina, ha preguntado cómo se hace alguna comida ecuatoriana?

Todavía no. Pero tengo un amigo que vivió muchos años en Francia que sabe de cocina y he aprendido mucho de él. En Ecuador me llama la atención el pescado y todos los mariscos, creo que por ahí estará mi primera intervención en la cocina.

Profesor, hemos tratado de no hablar del fútbol

Es verdad, hablo con vos, pero hay una parte de la cabeza que piensa en el entrenamiento de mañana.

¿Esta sí es de fútbol total, una semana de Clásico?

Te puedo decir que es la mejor semana para mí. Es el partido que todos están pendientes. Hay que disfrutarlo al máximo. Es mucha adrenalina y me gusta como lo vive la gente.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN