ACTUALIZADO A LAS
01:03
vacio
-- / --

No todo es fútbol: ¡Estos deportes también dan alegrías a Ecuador!

D
27 jun 2019 / 00:01 H.

El fútbol es el deporte más popular de Ecuador. Sin embargo, la Selección Nacional ha demostrado —últimamente— un bajo rendimiento.

Es la sub-20 la que ha sacado la cara por el balompié nacional, gracias a su histórico tercer lugar en el Mundial de la categoría, además de coronarse en febrero pasado como campeones sudamericanos.

Mientras la Tri tiene a algunos tristes, otras deportes han levantado el ánimo de la afición.

Luego de disfrutar del título conseguido por Richard Carapaz en el Giro de Italia o del oro de la marchista Glenda Morejón en España, la Tri acumuló otro fracaso en la Copa América con un decepcionante nivel futbolístico.

Estas son otras alegrías deportivas que se han dado recientemente y probablemente no conocías:

Básquet

A pesar de no haber clasificado al Mundial Sub-16, las seleccionadas esta categoría doblegaron dos veces a Brasil, una potencia del básquet, para asegurarse así un decoroso quinto puesto a nivel sudamericano.

Además, Blanquita Quiñónez quedó como la tercera mejor encestadora del todo el torneo con un promedio de 14.2 puntos por partido. Las ‘basketeras’ estuvieron a nada de acudir a la cita mundialista y esperan hacerlo para la próxima edición.

Fórmula 2

No todo es fútbol: ¡Estos deportes también dan alegrías a Ecuador!

El piloto se subió al podio en la competencia con el equipo Sauber Junior Team, al ubicarse en el segundo lugar de la carrera corta del Gran Premio de Francia, el pasado 23 de junio. Correa ya estuvo entre los tres primeros en Bakú a finales de abril y ha sumado puntos en cuatro de las ocho pruebas que ha participado. Actualmente, tiene 36 unidades y se ubica en el octavo lugar del Mundial.

Montañismo

No todo es fútbol: ¡Estos deportes también dan alegrías a Ecuador!

El ecuatoriano Karl Egloff batió un récord mundial en Estados Unidos, al tardar 11 horas y 44 minutos en ascender y descender la cumbre del monte Denali, en Alaska, pico que supera los 6.190 metros de altitud.

De esta manera, Egloff obtuvo un récord mundial en el pico más alto de América del Norte, al bajar, en poco más de un minuto. El mejor tiempo marcado era del español Kilian Jornet, quien en 2014 terminó en 11 horas y 45 minutos su ascenso y descenso a la misma cumbre.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

TAGS:

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN