ACTUALIZADO A LAS
01:04
vacio
-- / --

Un empate lleno de polémica

D
15 sep 2019 / 19:45 H.

El Bombillo mejoró, pero no le alcanzó para los tres puntos. En medio de la disputa por uno de los últimos puestos para clasificar a playoffs de la LigaPro, Liga de Quito logró un valioso empate en la Caldera y deja al cuadro azul comprometido con la clasificación, a falta de cinco partidos para que finalice el torneo.

Emelec mostró su mejor cara en LigaPro de lo que va en este 2019. Intenso en la marca, con movilidad colectiva en el frente de ataque, sociedades por las bandas y buenas transiciones de línea a línea. Fueron 30 minutos de protagonismo azul.

La motivación se manifestaba en Emelec. Esos ocho días de encierro en Colombia daban sus frutos. Entre azules se tocaban la pelota al primer toque, algo que fue muy escaso hasta ahora en la temporada. Pero más allá de los buenos movimientos, se notaba confianza.

Joao Rojas tuvo un gran primer tiempo. El extremo por izquierda tuvo que medirse palmo a palmo con Antonio Valencia, pero en el ‘versus’ el eléctrico se superpuso, siendo coautor del primer gol, firmado por Daniel Angulo.

Emelec gustaba, ganaba y lucía bien. Pero pasada esa media hora, el campeón actual del fútbol ecuatoriano empezó a crecerse en el Capwell. Jefferson Orejuela, desde el sector medular, y Jhojan Julio, más adelante, empezaron a orquestar la mejor cara de Liga.

Emelec no lograba sostener la ubicación de su medio campo y los albos empezaron a empujarlo hasta el peligro. Un tiro libre a menos de un metro del área en el ocaso del primer tiempo avivó un nuevo choque en el Capwell.

Para el complemento se esperaba ver a esa misma Liga que dejó el primer episodio, pero la intención le duró poco. Empezó aprovechando espacios, pero Emelec se abroquelaba mejor en la mitad y recuperaba más pelotas.

De a poco los azules fueron sometiendo a los albos, que incurrieron en muchas faltas alrededor del área de Adrián Gabbarini, pero ya sea por alguna intervención heroica del portero albo o alguna mala definición, el gol azul no llegaba.

Aunque Emelec dio ingreso a Gabriel Cortez y Fernando Guerrero, la misma dosis del triunfo ante Guayaquil City, no logró construir la victoria. El Bombillo era dueño del encuentro ante una Liga de Quito sin respuesta, pero más allá de llenarse de pelotas paradas y tiros de esquina, no obtuvo profundidad ni claridad en el área. No fue suficiente.

La última jugada, la del gol anulado a Dixon Arroyo, desató un delirio en la Caldera. El volante azul estaba claramente habilitado, pero el gol, al final, no sumó al marcador.

Mejoró en la actitud, en la recuperación de la pelota, en su intención de buscar al rival y someterlo, pero el gol sigue siendo una deuda azul, algo que necesita recuperar si anhela llegar a playoffs.

Ismael Rescalvo tuvo palabras de reclamo y dijo que el arbitraje le pareció un escándalo. “Me parece un escándalo en gran magnitud, hemos contabilizado 7 puntos menos con errores arbitrales”.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN
LEE TAMBIÉN