ACTUALIZADO A LAS
17:47
vacio
-- / --

¡’Tuco’ de cabezazo salva a Emelec!

Machala ·
D
15 feb 2020 / 18:46 H.

Cuando la planilla del partido estaba a punto de firmarse y la gente se alistaba para caminar a la puerta de salida, Roberto Ordóñez apareció con un cabezazo salvador y evitó la derrota de Emelec en su debut en LigaPro.

Orense tuvo una presentación plausible y con varios puntos altos entre su alineación: desde el portero Silva hasta el delantero Alman. Orense llegó como el campeón de la Serie B a la LigaPro 2020 y era de suponerse que iban a defender su localía con el ‘cuchillo en los dientes’. El equipo machaleño comenzó el partido siendo muy intenso por las bandas, sobre todo por la derecha. Marcos Cangá cumplía un rol determinante con su ida y vuelta, siendo siempre profundo y buscando centra para encontrar a uno de sus delanteros.

Pero al contrario de este método, el dueño de casa encontró un gol por medio de Cangá y con una genialidad de Bryan Rodríguez, futbolista nacido en las canteras del club azul. El gol se produce por una pérdida de pelota de Dixon Arroyo y después una desconcentración de Carabalí, quien liberó en el área al lateral derecho de Orense que de un testazo metió el primer grito de gol del club machaleño en Serie A.

Lee también: Emelec estrenará a sus volantes de lujo

¡’Tuco’ de cabezazo salva a Emelec!

Al Bombillo le costaba hilvanar juego, ser ese equipo dominador y avasallante que se vio en el duelo de ida contra Blooming por Copa Sudamericana. Uno de los factores fue que Dixon Arroyo aparecía como cabeza de área y no Sebastián Rodríguez, quien protagonizaba el rol de interior junto a José Francisco Cevallos.

La fórmula no daba resultados. Emelec se encimaba con posesión de pelota, pero en el contragolpe no lucía tan consolidado y eso lo aprovechaba su delantero Jostin Alman, quien fue un dolo de cabeza para la zaga azul.

El Bombillo cerró el primer tiempo con un cabezazo de Facundo Barceló que se estrelló en el horizontal del portero de Orense. Luego, mucho no pudo crear más el equipo eléctrico, que se presentaba lejano a ese mediocampo productivo de Copa Sudamericana.

Para el complemento, Rescalvo, luego de identificar los problemas del primer tiempo, envió al campo a Robert Burbano y a Roberto Ordóñez. Sacó del campo a un errático Dixon Arroyo y a un Joao Rojas que no parecía tan cómodo en su rol. Y estos 45 minutos finales iban a arrancar muy movidos.

Los eléctricos iniciaron con mayor claridad en segundo episodio, pero no llegaron ni a los 10 primeros minutos y una pelota que no lograron despejar en el área de Pedro Ortiz, terminó con un zapatazo de Andrés García que lo celebró en todo lo alto.

Lee también: La LigaPro Ecuador, entre las más cotizadas de Sudamérica

¡’Tuco’ de cabezazo salva a Emelec!

Humberto Pizarro, DT de Orense, era enfocado por las cámaras de televisión y no se mostraba desbordado. No se mostró extasiado, precisamente porque al frente tenía a Emelec, un rival de cuidado.

Tan solo dos minutos después del gol local, un tiro de esquina ejecutado por Alexis Zapata llegó a la cabeza de José Francisco Cevallos, quien le dio buena ubicación a la pelota y la envío al fondo de la red. Un gol que le daba esperanza a Emelec y que llegaba en un momento oportuno.

Desde allí Emelec se convirtió en el dueño del partido. Durante 20 minutos la visita tuvo el control de las acciones, pero le costaba concretar en los últimos metros. Barceló estuvo cerca de poner el empate, pero Nazareno bloqueó una pelota que tenía destino de red.

Eso sumado a la buena aparición del portero Rolando Silva, quien llamó la atención por sus intervenciones salvadoras.

El empate se cocinaba en el 9 de mayo y parecía que el empuje de los eléctricos no iba a tener su cosecha. Pero ya finalizando el tiempo agregado, otro centro de Zapata iba a tener destinatario con grito de gol: Roberto Ordóñez. La Tuka se desentendió de la marca de Lencinas y esquinó la pelota imposible para un Silva que lucía desconsolado.

Al final el resultado termina dejándole un sabor amargo a Orense, que tenía el partido en el bolsillo hasta el minuto 95 y no pudo sostenerlo. Emelec no lució que prometía, pero resolvió con talento individual un partido en el que tuvo varios problemas para desplegar su fútbol. Para la próxima fecha Emelec deberá recibir en el estadio Capwell a Guayaquil City, mientras que el representante bananero, Orense, deberá visitar la siempre complicada plaza del Atahualpa. Allí lo esperará Universidad Católica.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN