ACTUALIZADO A LAS
23:52
vacio
-- / --

La entrevista que EXTRA realizó a Gerardo Traverso un año antes de su muerte

D
17 may 2019 / 11:30 H.

Gerardo Traverso era uruguayo, vivía en Paraguay, pero una parte de su vida la hizo en el Barcelona de Guayaquil.

El exfutbolista, fallecido este jueves 16 de mayo a los 43 años de edad, llegó a la Perla del Pacífico en el 2000, se bajo del avión y debutó en un Clásico con el Ídolo. Aquella tarde, le hizo dos goles a Emelec en el Capwell que le cambiaron la vida.

En 2018 EXTRA le hizo una extensa entrevista en Luque (Paraguay), que hoy, en homenaje al delantero, la publicamos:

“TENGO FE QUE VOY A VOLVER A CAMINAR”

Año 2000: Gerardo Traverso tenía 24 años y era un delantero uruguayo que llegó a Barcelona un jueves, entrenó el viernes e hizo dos goles el domingo al Emelec en el Capwell. Esta promesa cumplida se la había hecho al presidente Miguel Palacios.

2004: Un accidente de tránsito en Asunción, Paraguay -donde jugaba- por poco le quita la vida. Se salvó, pero quedó en silla de ruedas, esa que él mismo construyó. Dejó el fútbol y comenzó una lucha por la vida.

2018: Desde Asunción, Paraguay, por primera vez habla con un diario para contar su dura historia.

Marzo del 2018: La vida le pone a sus amigos en Asunción. Carlos Alfaro Moreno, José Francisco Cevallos y Jimmy Montanero, compañeros de equipo en Barcelona, están en Asunción y se reúnen con Traverso. A ellos se une Héctor Blanco y Mario Jacquet, entre otros. El Ídolo le dio una ayuda económica. Es la primera vez que Traverso habla del tema de su accidente y lo que fue Barcelona en su existencia. Su mente está lúcida, usa un moño que debe estar bien arreglado por si sale en la foto. Nos pide paciencia porque a ratos cuando habla se cansa. Traverso abre su corazón con EXTRA.

La gente en Guayaquil se recuerda de Traverso, se bajó del avión y horas después hizo dos goles en el Clásico en el Capwell.

Ese recuerdo lo tengo tan clarito, fue un jueves a mitad de año, le dije a Miky Palacios que iba a hacer dos goles, me salió del alma, jamás había hecho promesas y se dio. Fue una locura, firmé el contrato y me dice ‘qué me prometes para el clásico’ y todo salió. Juré que me saldrían dos goles y lo cumplí. Ese partido me marcó mucho en mi carrera, fui feliz en Barcelona, aprendí muchas cosas, que hay que valorar lo que se tiene en el instante que se da.

La entrevista que EXTRA realizó a Gerardo Traverso un año antes de su muerte

Dos goles y la hinchada era una locura.

Me dijeron que después de tantos años se le ganaba de visitante al Emelec. No podíamos salir del estadio. Recuerdo que el tenista Nicolás Lapentti entró a saludarme. Tengo un recuerdo antes del primer gol: cuando iba a salir a cambiarme los botines nuevos dije que iba a hacer el último ataque y en esa jugada fue el primer gol. Y luego jugué todo el partido con ampollas, no me importaba nada.

A los 23 del segundo tiempo pasó eso.

Recuerdo que fui a la concentración y me quedé sin poder dormir hasta las cuatro de la mañana, fue una noche de las mejores de mi vida. Llegas y dos goles de entrada. Me cambió la vida lo que me pasó ese día, sentí el cariño de la gente, recuerdo que fueron buenos meses hasta noviembre que me tocó volver.

2004, después del accidente vuelves a nacer.

Son 14 años de que volví a nacer. Fue un accidente de tránsito, gracias a Dios pasé por cosas duras de mi vida que me han servido para cómo manejarme estos años. No tengo movimiento físico, solo las manos en algo. Gracias a Dios estoy lúcido, mi problema es medular, es de la nuca hacia atrás que me dejó paralizado la presión medular. Ahora sé que en Estados Unidos salió el fármaco que es para la médula, cuesta $ 125.000 para poder volver a caminar. Esto salió en el 2017, escuché que el presidente Donald Trump había pedido que se baje el precio del medicamento para que mucha gente pueda comprarlo, tengo fe que voy a volver a caminar.

¿Muchos te pueden dar la mano?

Todo lo que venga sirve, le doy gracias a Dios que estoy lúcido. Tengo mucha gente que me quiere en muchos lugares. En mi cabeza están los recuerdos de conocer el Monumental, Guayaquil, Quito, y eso me hace feliz.

La entrevista que EXTRA realizó a Gerardo Traverso un año antes de su muerte

¿Mucha fe en conseguir los $ 125.000?

Se va a dar, yo creo mucho en Dios, hay gente buena. Si se da, se da. Esta vez que Barcelona ha llegado a Paraguay, vine a respaldar a los chicos que jugaron conmigo y ahora son dirigentes. Lo de la ayuda se dio y se los agradezco. Cada vez que viene Barcelona a Paraguay yo me coloco la camiseta. Mi familia está feliz.

¿Traverso deja la semilla de su hijo en el fútbol?

Ivanno es mi hijo y está en la sub-16 de la selección de Paraguay, es delantero, es como antes, es 9 y 10.

¿Cómo son tus días ahora?

No haga nada de trabajo, trato de leer todo lo que pueda, estoy aprendiendo inglés, francés e italiano, mucha televisión y cero teléfonos. Y viendo cómo hacer para moverme.

¿Qué le dices a la gente que ha tenido accidentes, pero no goza del espíritu de lucha, ánimo y humor que tienes?

Conozco mucha gente que pasa lo mismo, les digo que le pongan garra. Claro que cada mente piensa distinto. Tengo la mente muy fuerte. No soy feliz siendo así, pero soy alegre, y que se la busquen como yo. A veces tengo sed y no hay nadie que me pase un vaso de agua, porque no hay nadie en casa, pero hay que buscar la manera. A todos los que están así, que no pierdan la fe, que luchen y no bajen los brazos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN