ACTUALIZADO A LAS
23:27
vacio
-- / --

‘Espartaco’ Mendoza: “Nunca estuve tan nervioso”

D
28 feb 2020 / 00:48 H.

“Ni cuando jugaba me puse tan nervioso, como me pasó el miércoles, cuando mi hijo entró al cambio”, confesó Víctor ‘Espartaco’ Mendoza.

El exarquero del Ídolo contó a EXTRA que la actuación de su hijo en el arco de Barcelona, en el partido ante Cerro Porteño, lo puso a caminar de una esquina a otra y mirando para todos lados, menos la pantalla del televisor.

El encuentro era de alto riesgo. El equipo paraguayo se presentaba como el favorito por lo demostrado en Guayaquil. Y cuando Javier Burrai sufrió la lesión, el entrenador Fabián Bustos ordenó a Víctor Mendoza que se pusiera los guantes, caliente e ingrese a cuidar el arco torero.

“En ese momento me levanté de la silla y empecé a caminar, no quise mirar el partido porque los nervios me atacaron. Me tranquilicé cuando escuché el gol y me dijeron que era de Barcelona”, sostuvo Espartaco, quien jugó 12 Copas Libertadores con Barcelona.

Lee también: Copa Libertadores: Fidel Martínez está detrás de Spencer

Contó que su nerviosismo se debía a que si perdía Barcelona, de seguro la culpa era para el arquero, porque no tenía experiencia. “Pero se ganó y eso es lo importante. Cuando terminó el encuentro recién pude ver el resumen de jugadas, porque ya me había tranquilizado un poco y allí me percaté de la excelente actuación de mi hijo. La verdad es que me ‘comían’ los nervios y preferí no ver el partido”, añadió el arquero ‘suicida’ del fútbol ecuatoriano.

PEDIDO A DIOS

‘Espartaco’ Mendoza: “Nunca estuve tan nervioso”

Mendoza contó que él tiene mucha personalidad y que ante Cerro Porteño demostró de qué está hecho el muchacho. “Se esfuerza mucho en cada entrenamiento y eso es bueno. Nunca pierde la calma y esa entrega lo llevará lejos en el fútbol. Quiero que tenga su propio estilo, que no se arriesgue como lo hacía yo. Porque no quisiera que por una lesión se le termine la carrera, como me pasó a mí.

Le pido a Dios que le dé muchas bendiciones en cada partido”, añadió el exarquero, quien está lleno de clavos, por las múltiples lesiones que sufrió cuando era futbolista activo.

Espartaco añadió que existe mucha similitud entre ambos, porque debutaron a la misma edad en partidos de alto ‘calibre’ y salieron triunfantes.

“Cuando yo tenía 25 años jugué por primera vez un partido de primera categoría como titular y lo hice ante Emelec en el estadio Capwell. Ganamos 1-0 con gol de Nixon Carcelén. Y ahora Víctor Jr. lo hace a los 25 años por Copa Libertadores y también ganó. Eso me llena de orgullo”, relató el ‘hijo’ del cantón Rocafuerte (Manabí).

Lee también: ¡Barcelona ya lleva 5 millones de dólares!

Mendoza Cevallos, de 57 años, dijo que lo único que le falta a su hijo es gritar más en la cancha, porque tiene que convertirse en el líder del grupo. “El arquero es el jugador que ve todo el panorama y tiene que ordenar a sus compañeros. Pero lo veo bien y ante Cerro Porteño se jugó el partido de su vida.

Esa actuación en Paraguay le dará la confianza que necesita para ser un gran arquero”, añadió Espartaco, quien aún recuerda los juegos con su retoño cuando tenía 5 años. Incluso dice que lo llevó a la premiación en 1991, cuando Barcelona fue campeón del balompié profesional ecuatoriano.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN