ACTUALIZADO A LAS
19:59
vacio
-- / --

Jugadores de Independiente fueron premiados con besos

D
10 nov 2019 / 10:52 H.

La alegría no tenía límites para los ecuatorianos. Apenas culminó el partido ante Colón de Santa Fe, los familiares de los jugadoers de Independiente del Valle saltaron a la cancha de la Nueva Olla, para felicitar a los suyos que habían ganado la Copa Sudamericana. Los besos y abrazos abundaron por todo el escenario deportivo. Era el mejor premio para los integrantes del equipo Rayado que por primera vez en su historia profesional, lograba un título.

“Esto va para todo el país y para mi familia”, dijo el arquero Jorge Pinos y su esposa Carmen Castro lo premió en la mitad de la cancha con un beso que duró varios segundos.

El volante argentino Cristian Pellerano recibió el abrazo de su esposa e hija y amigos, al igual que Alan Franco, oriundo del cantón Jujan, quien viajó hasta Asunción con sus padres.

El colombiano Cristhian Dájome también fue premiado con un beso, en tanto que Efrén ’Cachorro’ Mera no dejaba de saltar y abrazar a los suyos.

La cancha era una locura total una vez que el árbitro pitó la finalización del partido y el elenco ecuatoriano se coronó campeón del certamen internacional, dejando en el camino a clubes de renombre internacional como Caracas Fútbol Club de Venezuela, Corinthians de Brasil, Independiente de Avellaneda (Argentina), Universidad Católica de Chile, Club Atlético Unión y Colón, ambos de Santa Fe, Argentina.

Fue un festejo familiar en el estadio de Cerro Porteño, porque los jugadores embarcaron a sus familiares en el vuelo charter que organizó el cuadro de Sangolquí, para la final de Copa Sudamericana.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN