ACTUALIZADO A LAS
11:01
vacio
-- / --

¡Con un dólar diario escribió las memorias de Macará!

D
24 abr 2019 / 15:59 H.

Desde el vientre de su madre era celeste y su pasión lo llevó a escribir la historia de su equipo desde su fundación en 1939.

Tenía 18 años cuando Jefferson Alexander Pérez Aguachela empezó con el propósito de desentrañar y ubicar en un solo libro gran parte de la historia del Club Macará.

‘Memorias de una Bendita Enfermedad’ así bautizó al ‘hijo’ que le dedicó el mejor de sus esfuerzos. El joven de 24 años de edad asegura que es una de sus mejores experiencias. Es comunicador y ha escrito ensayos. Le gusta el deporte, pero su delirio es Macará.

Habita en el Sur de Ambato, provincia de Tungurahua, narra que fue su madre a la primera que contó sobre el proyecto. Gladys, oriunda de Caluma, desde el inicio lo apoyó y para movilizarse a las bibliotecas de la ciudad o a consultar en las hemerotecas le daba un dólar diario. Ese trajín lo tuvo durante cuatro años y otro año más que lo ocupó para las entrevistas con hinchas y directivos del ‘ídolo celeste’.

Su madre asegura estar orgullosa porque su pasión por el equipo lo llevó a convertirse en un instrumento para alegrar a otros seguidores del club contando lo que para algunos era desconocido.

¡Con un dólar diario escribió las memorias de Macará!

Su padre Néstor y su único hermano Daniel también se muestran orgullosos por el fruto del esfuerzo de Jefferson, cuyo anónimo es ‘Roque’.

El tratado empieza con el encabezado ‘El Nacimiento de un ídolo’ donde se cuenta que la creación tuvo lugar en una reunión con estudiantes del Colegio Bolívar en el Parque Montalvo.

Primero se llamó ‘Independiente’ y fue el capitán del ejército Galo Molina quien propuso el nombre de Macará, como homenaje a la ciudad lojana por la resistencia bélica ante Perú en aquella época.

También se anota que fue el 18 de octubre de 1940 que se enrola al club en la Federación Deportiva de Tungurahua y en 1944 comenzó a darse a conocer fuera de la provincia con encuentros amistosos.

‘Roque’ no descuida detalles en su libro y resalta a Luis Alfredo Aúz el mentalizador de la célebre frase ‘Hasta que el cielo deje de ser celeste seré hincha del Macará’.

Aúz fue uno de los fundadores del cuadro celeste y esa pasión la ha transmitido con el pasar de los años. ‘Memorias de una Bendita Enfermedad’ se vende en las librerías y en sus páginas solo recoge el amor de los hinchas por Macará.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN