ACTUALIZADO A LAS
11:38

Michael Endara, refuerzo de lujo del Guayaquil Sport

D
30 mar 2020 / 13:19 H.

La última vez que Michael Endara jugó en un equipo guayaquileño fue hace 12 años. Hasta 2008 Emelec fue su casa, pero luego de esa temporada el mediocampista, por “decisiones personales”, buscó nuevos rumbos en diferentes clubes del país.

Dicha aventura que emprendió fuera de Guayaquil se dio cuando apenas tenía 21 años. Tras salir del Bombillo, Endara recayó en Liga de Loja, pasó después a Deportivo Cuenca, luego en Técnico Universitario, Macará, Delfín, Mushuc Runa, Fuerza Amarilla y Manta FC.

Ahora Endara está de vuelta a su ciudad natal, pero esta vez para defender los colores de Guayaquil Sport, equipo que este año participará en la Segunda Categoría.

Lee también: Coronavirus: Christian Pellerano disfruta de la familia en cuarentena

El exjugador eléctrico, quien llegó como un refuerzo ‘de lujo’ al plantel guayaquileño, aseguró que “hace algún tiempo” ya buscaba regresar a la tierra donde nació.

“Ha pasado mucho tiempo desde que me fui de Guayaquil. Pese a que siempre venía a visitar a mi familia, no era lo mismo, ya que eran pocos días los que podía estar por acá. Ahora Guayaquil Sport me contactó, me gustó la propuesta que me hicieron y el proyecto deportivo que tiene el club que es subir a la Serie B y luego a Primera Categoría (Primera A)”, contó Endara.

Y son esos retos los que le gusta al volante, pues en Delfín y Mushuc Runa, Endara tuvo la oportunidad de ayudar en su momento a estos equipos, con los que pudo ascender a la Serie A. “En 2017 fui parte del Delfín, que se consagró como campeón de la B y regresó a Primera. Al año siguiente fui a Mushuc Runa y pasó lo mismo. Así que estos retos me gustan mucho”.

Sobre su paso por el Bombillo, el jugador, de 32 años, dijo que pudo haber dado más con los azules. “En Emelec estuve desde el 2001 al 2008. Estuve en los procesos de formativas y fui escalando poco a poco, hasta ganarme un puesto en el equipo titular. Lamentablemente, la dirigencia de ese año (Elías Wated era presidente) decidió prestarme a Liga de Loja y me tocó salir. Creo que pude haber dado más con el equipo, pero no me arrepiento de las decisiones que tomé”.

Cuenca lo marcó

Endara comentó que uno de sus mejores temporadas, luego de jugar con los azules, fue en 2010 cuando militó en el Deportivo Cuenca. “Con el Cuenca creo que ha sido uno de mis mejores años, ya que pude jugar Copa Libertadores. Además, pese a que no llegamos a las instancias finales, tuvimos una buena segunda etapa”.

Ahora espera consagrarse con Guayaquil Sport, pues su meta es quedarse cerca de su familia. “La dirigencia de este equipo ha hecho una buena inversión para jugar un torneo duro como lo es la Segunda Categoría. Creo que podemos lograr el objetivo”, mencionó.

Aunque no piensa en el retiro, Michel indicó que ahora espera aprovechar su tiempo, para estudiar Periodismo. “Los directivos de Guayaquil Sport me ofrecieron una beca en la Universidad Laica (Vicente Rocafuerte), así que espero retomar mis estudios en Periodismo”, finalizó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN