ACTUALIZADO A LAS
12:54
vacio
-- / --

La última musa de ‘Juanga’ fue ecuatoriana

30 ago 2016 / 00:01 H.

Redacción Guayaquil (E)

Aún no asimilaba la noticia. El hombre que la ‘adoptó’ como si fuera un padre, aquel con quien podía conversar hasta las 04:00, que le daba consejos, que la llevó de gira por México y Estados Unidos y le prometía presentarle a Isabel Pantoja, había fallecido por la mañana, a miles de kilómetros de distancia.

La bailarina, cantante y vedette guayaquileña, Paola Miranda, apodada por la prensa azteca y estadounidense como la ‘Musa’ de Juan Gabriel, lloraba la partida de su mentor en Buenos Aires, Argentina.

Miranda, de 35 años, cuenta a EXTRA que conoció al artista hace dos años, en el Luna Park de la capital gaucha, y que desde entonces nació una amistad maravillosa.

“No le gustaban los celulares, por eso nos escribíamos por mail”, señala la sensual morena, que durante casi dos años supo robarse el show cada que el ‘Divo de Juárez’ interpretaba el tema ‘María José’. Su último correo lo recibió la semana pasada. Paola perdió recientemente a su abuela y por eso Alberto le pedía en la misiva que no estuviera triste porque no le gustaba verla así.

“Nos vamos a ver prontito”, le prometió, con esa confianza que creció a partir de que la eligió en un casting para que “alguien lo acompañara en el escenario”.

“Pensé que iba a ser la única participación”, confiesa Paola sobre ese primer show en Buenos Aires. Tras esa presentación fue convocada para dos fechas más, pero esta vez en Monterrey, México.

“Dijo que le encantaba mi presentación”, evoca con la voz quebrada. Y así fue como la invitó a viajar con él.

“Quería que me quedara en Cancún”, rememora. Pero como eso no era posible debido a que ella, en ese momento, tenía otros compromisos, la invitó a cenar. “Él mismo me sirvió. Eso creo que habla mucho de su sencillez. Nos quedamos conversando hasta las 04:00”, relata.

La química entre ellos era muy buena, “como la de un padre o hermano”. Por eso, Paola regresó para celebrarle el cumpleaños. “Y de ahí, no me soltó más”, enfatiza.

Así fue como Paola se convirtió oficialmente en la ‘María José’ de la gira ‘Juntos’, que emprendió a lo largo de 2015 por México y Estados Unidos.

Detallista y atento

“Con él nunca se sabía porque siempre había sorpresas”, destaca la sensual morena. “Una vez apareció en la madrugada y me llevó a conocer un terreno donde iba a construir una especie de teatro”, añade. A dicho espacio pretendía llamarlo Noa Noa, en honor al lugar donde debutó en 1966.

También recuerda que durante las giras, ‘Juanga’, quien estaba prohibido de comer pan por la noche o chocolate, se escapaba para romper la dieta. Es que era travieso como un niño y protector como un padre.

A ella le recordaba que no se dejara faltar el respeto y que su talento valía. Le daba tips para su manejo en el escenario e incluso la apoyaba en su carrera como solista, para lo cual había grabado algunas versiones de la canción ‘Con un poco de amor’.

“Me decía que tenía una pincelada de Isabel Pantoja”, agrega. Y por esa razón le pedía que orara para que la tonadillera española, amiga a la que le compuso su último disco, saliera pronto de la cárcel y pudiera presentársela.

“Me adoptó de una manera que es difícil de olvidar”, finalizó.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

LEE TAMBIÉN