Exclusivo
Actualidad

‘Grooming’, el peligro que se esconde en las redes sociales

Internet, la ventana a lo desconocido que no siempre resulta a su favor. Los más pequeños de la casa son los vulnerables al utilizar esta herramienta sin supervisión.

Imagen social-media-1690231_960_720
La UNICEF explica que se trata de “la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño o niña mediante el uso de Internet”.Pixabay

Internet, la ventana a lo desconocido que no siempre resulta a su favor. Los más pequeños de la casa son los vulnerables al utilizar esta herramienta sin supervisión.

De los tantos peligros que se pueden encontrar en la web, el acoso virtual o ‘grooming’ es un problema que va en aumento, países como Argentina registran un alto porcentaje preocupante de delitos cibernéticos relacionados con menores. Diario La Nación mostró que casi cuatro de cada diez menores argentinos se encontraban con desconocidos que contactaban por medio de redes sociales.

Pero tener una idea más clara del ‘grooming’, la UNICEF explica que se trata de “la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un niño o niña mediante el uso de Internet”. En la mayoría de los casos, las personas mayores suelen utilizar perfiles falsos para acercarse a sus víctimas.

La UNICEF también señala que el mecanismo del ‘grooming’ se basa en pedir una foto o video de índole sexual al menor. Cuando el acosador lo consigue comienza un período de chantaje.

En Ecuador, según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Sensos (INEC) en 2016 el 78,9% de los jóvenes entre 16 a 24 años afirmaron que utilizaron la computadora, mientras que el 63.4% de los menores comprendidos entre 5 a 15 años afirmaron usar este medio electrónico. Este porcentaje puede ser vulnerable a cualquier delito cibernético.

El delito en Ecuador

En el país, el ‘grooming’ está tipificado en el artículo 173 de Código Orgánico Integral Penal (COIP) y dicta penas de uno a cinco años. “La persona que a través de un medio electrónico o telemático proponga concertar un encuentro con una persona menor de dieciocho años, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento con finalidad sexual o erótica, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. Cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción o intimidación, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años”.

Además, el COIP señala la persona que establezca comunicación con un menor, con una identidad falsa y con fines sexuales por medios electrónicos, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

La psicóloga infantil Amada Solís provee algunos consejos que los padres deberían seguir para evitar que los niños sean víctimas de ‘grooming’.

Dar tiempo a la familia

La experta insiste en que un ambiente familiar y una educación con amor ayudan a desarrollar la confianza con los padres. Además es “poner el ejemplo”, los padres deben también despegarse de los aparatos electrónicos y pasar tiempo en familia.

Ser firmes

Todo se resume en disciplina. Los padres deben establecer horarios en el que los chicos puedan navegar por internet y usar sus redes sociales. Utilizar el internet siempre con un fin, ya sea educativo o de entretenimiento y siempre controlado.

Apostar por el deporte

Solís insiste en que “diversificar el tiempo” es importante. Practicar otras actividades lejos de la computadora, como los deportes o la música, ayudan a descargar energía acumulada.

Estar conectados

Los padres también deben involucrase en este mundo virtual y conocer sobre las herramientas que sus hijos utilizan. Mantenerse cerca de ellos en el ciberespacio y las redes sociales puede ayudar a detectar cualquier actividad fuera de lo normal.

Hablar

La psicóloga señala que la comunicación podría prevenir más de un susto. Hablar con los hijos sobre “los riesgos de publicar fotos que aparentemente son inofensivas pero que tienen un trasfondo”. Las fotografías con ciertas características podrían provocar la atención de los acosadores.

Siempre alerta

Nadie está exento de riesgos y por más herramientas que se utilicen no hay que bajar la guardia. Solís aconseja estar atentos a los síntomas del ciberacoso como ansiedad, tristeza y enojo, que generalmente se dan antes o después de utilizar la computadora.

Denunciando

La experta recalca que es importante denunciar y no callar este tipo de delitos. Además de proveer apoyo psicológico y moral a los menores. La Dirección Nacional de Comunicación de la Policía realiza campañas de prevención sobre el acoso virtual.