Exclusivo
Actualidad

Papá Noel relata cómo un niño murió en sus brazos

El encuentro quedó grabado en un vídeo.

Imagen noel
El encuentro quedó grabado en un vídeo.Fotos: Wpa.pe y Diario El Tiempo

Eric Schmitt-Matzen, de 63 años, lleva décadas disfrazándose de Papá Noel, pues su mayor deseo es llevar cada Navidad muchas sonrisas a todos los niños de Estados Unidos. Sin embargo, entre sus tantas anécdotas, comentó que hubo una que jamás podrá olvidar y fue la de un pequeño, de 5 años, que murió en sus brazos luego de conocerlo. En un vídeo que grabó hace tres años, Eric relata que en 2016 tuvo la enorme tarea de responder a la pregunta de “cómo saber a dónde va uno cuando muere”, formulada por el niño que padecía cáncer.

▶ Lee también: ¿Qué pasa luego de la (intensa) cena navideña con tus compañeros de trabajo?

El anhelo de este pequeño era tan solo ese, llegar a conocer a “Papá Noel”. Para Schmitt-Matzen, cuyo papel de Santa Claus era repetido más de 80 veces en un solo año, resultaría una tarea noble y sencilla, así lo dejó conocer en el video viral de YouTube grabado en 2016, cuando sucedió todo.

La historia

Un niño, de 5 años que estaba enfermo de cáncer, murió en brazos de Papá Noel, luego de que su sueño de conocerlo se hiciera realidad. Al pequeño le quedaban pocas horas de vida, por eso una de las enfermeras que conocía del anhelo del niño llamó a un amigo que se disfraza de Papá Noel.

“Mi teléfono sonó. Del otro lado de la línea era una enfermera que conozco, ella trabaja en un hospital, me comentó que había un niño de 5 años, que estaba muy enfermo y su mayor deseo era conocer a Santa Claus”, contó Eric Schmitt-Matzen, quien ha entregado su vida a interpretar a este personaje lleno de ilusión.

La enfermera le recalcó, “simplemente ponte los lentes y tus tirantes y ven de inmediato. No tenemos más tiempo”.

Schmitt-Matzen llegó al hospital a los 15 minutos, una vez en la habitación del niño le pidió a su familia que lo dejaran solos, con la finalidad de que la tristeza de la familia no interfiriera con el encuentro mágico y lleno de ilusión que había preparado para él.

“El pequeñín estaba muy débil, se veía como si ya estuviera listo para dormir eternamente, me vio y sonrió, yo me senté en la orilla de su cama y le dije: ¿Acaso escuché que te vas a perder la Navidad? ¡De ninguna manera te puedes perder la Navidad!...¿sabes una cosa?, ¡Eres mi duende número uno, el favorito!, entonces el niño iluminó su rostro y me preguntó «¿De verdad?”, contó Papá Noel.

Luego le dio el regalo, era un juguete de la serie de TV PAW Patrol que abrió con mucho esfuerzo mientras en su carita se dibujaba una sonrisa, “luego se incorporó para darme un gran abrazo”, recordó entre lágrimas.

“Dicen que me voy a morir. ¿Cómo sabré a dónde voy cuando llegue allá?”, le preguntó el niño a Santa, a lo que él respondió: “Cuando llegues, tú les dices que eres el duende número uno de Santa y vas a entrar de inmediato”.

Ambos se abrazaron y el pequeño murió. Los padres veían todo afuera de la sala, cuando la madre se dio cuenta de su hijo, entró al cuarto y gritó: “¡No, no, Díos mío, todavía no!”.

“Le entregué a su hijo y me fui de inmediato”, contó Schmitt-Matzen, quien confesó que le afectó mucho vivir esa experiencia. Sin embargo, recalcó que él seguirá interpretando a este querido personaje.