Exclusivo
Actualidad

¡A 500 mil dólares ascienden las pérdidas por el paro en Quito!

Los daños se reflejan en las grandes pérdidas patrimoniales en los sectores de La Marín y San Blas.

Imagen 1
El alcalde de Quito, Jorge Yunda, habló sobre el monto de los daños ocasionados por las manifestaciones del paro nacional.Ángelo Chamba / Extra

La mañana de este 4 de octubre de 2019, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, condenó los actos vandálicos cometidos en la primera jornada de paro en la ciudad. Dijo que los daños tendrán un costo alto y ya en una primera evaluación podrían alcanzar los 500 mil dólares.

Por el comercio, por las exportaciones... el alcalde indicó que, además, existen grandes pérdidas patrimoniales en los sectores de La Marín y San Blas.

Destruyeron los semáforos, realizaron grafitis en las paredes, afectaron las paradas del Sistema Metropolitano de Transporte, se atentó a una caja de recaudación, se sacaron ladrillos y piedras...

La Empresa Municipal de Aseo (Emaseo) indicó que 100 contenedores fueron dañados después de que estos ya fueron rehabilitados hace pocos días. Por eso el alcalde pidió que mientras continúan los problemas de movilización, la gente se abstenga de sacar la basura.

200 agentes de tránsito fueron agredidos, dos secuestrados y 10 motos dañadas.

Ni siquiera las cámaras y fotorradares se libraron del vandalismo. En el Pozo número 7 del Metro de Quito se robaron materiales y se quemaron las vallas de protección. Incluso, atacaron vehículos del Cuerpo de Bomberos.

Se cancelaron 5 vuelos nacionales, y 9 internacionales suspendieron sus operaciones con lo que se afectó a 2.500 personas.

La Agencia de Comercio indicó que se evidencia un desabastecimiento de productos desde el Mercado Mayorista.

“Si controlamos Quito, se controla el país”, dijo Yunda, junto a los importantes funcionarios municipales desde la Sala de Crisis del ECU-911.

Entre tanto, el Municipio de Quito insta a que el Sistema de Transporte normalice sus actividades de manera inmediata, caso contrario se verán afectados con sanciones gravísimas.