Los estado de ánimo influyen en las relaciones sexuales
Suscríbete

Exclusivo
Cuerpeo

Los estado de ánimo influyen en las relaciones sexuales

Es necesario entender las etapas y situaciones por las que una persona pasa, para poder medir la ‘calidad’ de las relaciones sexuales.

nosexo-468x293
No todo el tiempo, las personas están de ánimo para tener sexo.Tomada de internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la sexualidad como un aspecto central del ser humano. Es indispensable, como seres sexuados, para tener una vida plena. Sin embargo, la forma en la que se mide la sexualidad puede variar de acuerdo a las personas y, sobre todo, a sus estados de ánimo.

De acuerdo al psicólogo clínico Ángel García, una misma persona incluso puede variar su percepción del sexo y de su propia sexualidad de acuerdo su edad y por las situaciones que esté pasando en su vida.

Si las emociones son positivas, nuestro deseo sexual incrementa o se mantiene estable, en cambio, si las emociones son negativas, puede que quede mermado, disminuya o desaparezca.

Con esto concuerda el sexólogo Rodolfo Rodríguez, quien durante la pandemia dijo que se notó mucho más cómo lo que sentimos afectaba a las relaciones íntimas. “Estábamos estresados, preocupados, muchos habían perdido a familiares, y eso hacía que se prestara menos atención al sexo”, dijo.

Añadió que hay algo importante también, apunta el especialista, que tiene que ver con la monotonía en el sexo y que las parejas “queman” recursos que hacen que este ya no genere el mismo interés de antes. “Entonces necesitan actualizarse ambos”, añade.

Por su parte, García mencionó que aunque el sexo o su ausencia afecta a los estados de ánimo, no hay que tomarlo literal. Otras preocupaciones y situaciones de la cotidianidad pueden influir en nuestra actitud, modificando nuestro humor, pero es importante recordar que no se trata solo de placer físico, sino que todo nuestro cuerpo se beneficia del sexo, pero no solo del orgasmo como tal, sino de todo lo que implica que se use el cuerpo de esta manera.

  • Influye de forma positiva en nuestro humor y nuestra salud física: libera endorfinas que nos hacen sentir bien, mejora el autoestima, es un poderoso analgésico, es una gran herramienta para relajarnos y descansar en la noche.

  • El estado de nuestras relaciones sexuales son el reflejo de nuestra relación de pareja: el sexo monótono ocasional y aburrido habla de la unión tanto como el sexo frecuente, divertido y lleno de experiencias.
  • Quienes presentan una relación de pareja tensa y conflictiva con poco sexo suelen verlo reflejado en su ánimo y su forma de encarar el día a día: frustración, mal humor y tristeza.
  • Aquellos con una relación feliz y sana que cuenta con sexo frecuente se sienten más positivos y felices en su día a día, además, cuentan con una actitud más relajada, algo que resulta fácil de notar.