Exclusivo
Deportes

En gabarra hasta Tumaco para conseguir evidencias

La Comisión de Investigación de la Ecuafútbol abrió sus puertas a EXTRA para dar a conocer más detalles de un problema que “ensucia” al campeonato local. “En febrero del 2018 se conocerán siete nuevos sancionados”, reveló Jaime Jara.

Foto de Sistema Granasa
Cerca de 300 casos están archivados en las oficinas de la FEF para investigación.Iván Balcázar / EXTRA

“Decidimos cruzar la frontera, desde San Lorenzo, en Ecuador, hasta Tumaco, Colombia, a pesar de los peligros a los que nos exponíamos en la frontera”, narró Jaime Jara, presidente de la Comisión de Investigaciones de la Ecuafútbol, quien viajó al país vecino junto a su secretaria para recopilar evidencias que verifiquen la nacionalidad de Rinson López y Carlos Moreno.

Debido al peligro que corrían, optaron por pasar la mañana en la localidad cafetera, donde recopilaron información charlando con los familiares de los implicados e indagando en la Registraduría de Tumaco.

La travesía llegaba a su fin en medio de un entorno “peligroso”, debido a la “cantidad de personas que se transportaban en motos informales por el sector, como moscas por el aire”. Al caer la tarde, regresaban en gabarra hasta suelo nacional y dormían allí, para sentirse más “seguros”.

Fue así como se consiguió la “documentación necesaria” para validar las sospechas que se tenían sobre ambos jugadores, quienes efectivamente resultaron ser colombianos y recibieron una sanción de seis meses, el pasado miércoles.

Desde su oficina, Jara confesó a EXTRA que en febrero próximo serán sancionados otros siete jugadores por casos de documentos adulterados de identidad. Así como también se sancionó, de manera indefinida, a Abel Araujo y Jonathan González, por tener partida de nacimiento falsa y registrar doble identidad, respectivamente. Detrás de los cuatro futbolistas de Serie A suspendidos el miércoles, hay 12 de nuestro balompié, de categorías inferiores, que también fueron castigados.

De los 16 en total, en los que se confirma su irregularidad mediante pruebas de huellas dactilares y certificados, dos son colombianos, cinco presentan casos de doble identidad y nueve por entrega de partidas de nacimiento falsas cuando se registraron en la Ecuafútbol. Según la Comisión, los documentos fueron contrastados con la Dirección General del Registro Civil, entidad que emite las cédulas a los ciudadanos del Ecuador.

Norte América, punto de partida

De la totalidad de los casos (16), una decena de futbolistas fueros inscritos en la FEF por el club guayaquileño Norte América. Los carnés de estos jugadores, para ser federados, fueron ingresados por el equipo.

A inicios de año, el delantero Jhon Pereira, quien juega en Aucas, no pudo ser parte de la selección sub-20 en el Sudamericano que se disputó en nuestro país, a causa de irregularidades en sus papeles de identidad. Pereira también fue federado por Norteamérica, en 2012.

Además, en números generales, de los 466 jugadores que investigó la Comisión entre junio y septiembre de este año, 70 iniciaron su carrera en Norte América. Pudieron detectarse varios tipos de irregularidades: 2 por modificación de fecha de nacimiento, 3 por anomalías en la inscripción, 13 por fechas de nacimiento modificadas entre hermanos, 26 por partidas de nacimiento falsas y 26 por doble identidad, según la Comisión.

Caso Portocarrero

Jara contó que Segundo Portocarrero, extremo de Emelec, también era investigado, pero hasta hoy no hay evidencias de irregularidad. “Investigamos a Portocarrero porque estaba en el grupo de Abel Araujo y Jonathan González. No le hemos encontrado nada. Posiblemente le realizaron un excelente trabajo al momento de tramitar sus papeles”, manifestó Jara.

Además, tras seis meses de investigación, Jara contó cómo iniciaron las averiguaciones en los casos de Moreno y Rinson López. “En el caso de López, me reuní con el coronel Landeta, gerente de El Nacional, y le comentamos que teníamos sospechas sobre la documentación del jugador. Landeta vino a las oficinas de la Ecuafútbol con información y se comprobó que las sospechas eran verídicas”, detalló.

“A Carlos Moreno fuimos a verlo jugar y saltó la duda. Empezamos a investigarlo por la manera en que el jugador actuaba ante nuestra presencia. Se nota cuando alguien esconde algo. Finalmente comprobamos que también es colombiano”, agregó.

Números anuales

Según el informe anual de la Comisión de Investigación, 954 jugadores fueron analizados, de los cuales 107 presentaron irregularidades en sus documentos.

De igual manera, las investigaciones pasan por las divisiones formativas de la selección ecuatoriana. Allí sondearon a 81 jóvenes y fueron identificados 7 casos con varios problemas.

Todo, con el objetivo de limpiar un deporte “ensuciado” por anomalías.

Los expertos

“Los agentes deberían ser penalizados”

Julio César Rosero, extécnico nacional de divisiones inferiores, manifestó que la sanción impuesta por la Federación Ecuatoriana de Fútbol no debería limitarse a los jugadores infractores, sino también hacia los agentes que realizan los trámites indebidos y a los trabajadores del Registro Civil que aprueban los documentos, con el objetivo de acabar con el problema “de raíz”.

El quiteño comentó además que esta situación empezó a tomar fuerza desde que la Ecuafútbol aprobó el reglamento del juvenil en cancha. “Mucha gente se aprovechó de jugadores que desconocían el tema y fueron manipulados por empresarios malintencionados, quienes vieron la oportunidad de hacer dinero con estos jóvenes”, señaló.

Entre las razones que prioriza Rosero como factor fundamental para que esto ocurra está la “necesidad económica”. “El tema económico es clave, esto dio la oportunidad para que agentes ofrezcan dinero a los familiares de los jugadores y posteriormente aprobaran la falsificación de documentos”, finalizó.

Julio César Rosero, extécnico nacional de divisiones inferiores

“Clubes y Ecuafútbol, obligados a controlar”

Según el abogado Pedro Cruz, experto en asuntos legales del deporte, la Fiscalía debe intervenir e investigar en el caso de futbolistas con documentos de identidad adulterados. “La Fiscalía tiene que averiguar, investigar, intervenir, porque detrás de esto no solo están los futbolistas, sino autores y coautores de los delitos, que pueden ser desde suplantación de identidad, falsificación de documentos públicos y hasta trata de personas”, indicó el jurista guayaquileño, quien afirma que detrás de los involucrados hay “empresarios inescrupulosos que tienen corresponsabilidad”.

Además, insiste en que los clubes ecuatorianos de fútbol y la Ecuafútbol también deben asumir responsabilidad. “Los controles en los equipos y en la Federación también están fallando, no se puede recibir a un jugador e inscribirlo sin revisar bien su partida de nacimiento y verificar si es verdadera o no”. Según Cruz, la justicia podría penalizar con hasta tres años de cárcel a los infractores en estos casos.

Pedro Cruz, abogado, experto en asuntos legales del deporte.