Exclusivo
Opinión

Editorial: La política al día

Estamos solo a dos meses de las elecciones nacionales del domingo 7 de febrero de 2021, día en el cual los ecuatorianos elegiremos al nuevo jefe de Estado para los próximos 4 años, así como el vicepresidente de la República y los 137 integrantes de la Asamblea Nacional, importantísimo organismo del Estado, aunque da pena reconocer que ahora está siendo identificado como uno de los peores de la historia del país, con un desprestigio creciente, y con indudable razón, como es público y notorio con el vergonzoso encarcelamiento y órdenes de captura de algunos de ellos.

Los legisladores actuales ni siquiera se tomaron la molestia de bajarse en algo sus jugosos sueldos, lo cual sí ocurrió con el presidente, vicepresidente y determinadas figuras de la burocracia en vista de los duros días, debido a las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus.

En cambio, cientos de diputados demostraron sus habilidades para exprimir al sufrido contribuyente, a como dé lugar.

Por otra parte, hasta ahora, ya pasan de 15 los candidatos a presidente y vicepresidente y algunos de ellos son ilustres desconocidos que solamente aspiran a haber sido alguna vez candidatos a tan altas magistraturas, sin importar el ridículo número de votos que puedan llegar a adquirir.

¿Cuánto cuesta al contribuyente ecuatoriano dicha pretensión? En contraste, los más ricos e importantes países del mundo llegan a las elecciones presidenciales con números bajísimos de candidatos.

TE RECOMENDAMOS