ACTUALIZADO A LAS
01:02
vacio
-- / --

Sufrirlo para contarlo...

15 jun 2019 / 17:48 H.

    Por más que históricamente hayamos sido países pobres, siempre el drama de los éxodos masivos de seres humanos en la miseria absoluta se reservaba para las fotos de cables de agencias internacionales que daban cuenta de esos extremos en África, por mencionar un lamentable ejemplo.

    Pero que ahora sea en vivo y en directo deja mucho que pensar y mucho que desear.

    Y, sobre todo, esta semana cuando los puestos fronterizos de varios países de Sudamérica se han visto colapsados como consecuencia de la entrada en vigencia de la solicitud de visa y pasaporte para los venezolanos (15 de junio) en Perú.

    Esta situación sí que ha evidenciado el drama generado por el régimen de Maduro y las ‘bondades’ del socialismo del siglo XXI no solo en su patio, sino también en el ajeno.

    ¡Miles y miles de seres humanos arrastrando allí sus desdichas! Madres, padres, hijos y abuelos que no merecen tal destino. Una cosa es verlo para contarlo, pero otra sufrirlo. Huyen a la desesperada de ese régimen que sembró de miseria la patria de Bolívar con algo adicional: la ‘exporta’. Y valga la dura idea.

    Un escenario que, sin duda, marcará para siempre a Colombia, Ecuador, Perú y Chile, entre otros. ¿Cómo? Elevando la pobreza a niveles impensables para propios y extraños.

    ¿Solución? Nadie la tiene. Pero, como mínimo, es hora de hacer algo más que poner ‘pañitos de agua caliente’.

    FRASE: “Nada está perdido si la luchas. Sécate las lágrimas y actúa”. (Anónimo)

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN