ACTUALIZADO A LAS
16:33

Columnas: El telón está por caer

O
14 jul 2018 / 00:00 H.

    La edición número 21 del Campeonato Mundial de Fútbol desarrollado en Rusia está por llegar a su fin. Un mes lleno de emociones y de sorprendentes resultados, donde se evidenció la caída de los mitos, el surgimiento de nuevas estrellas y la necesidad de realizar un cambio generacional en algunas selecciones que se pronosticaban como favoritas o aptas para desempeñar un buen papel, en la cita mundialista.

    La eliminación temprana de Perú que volvía a participar después de 36 años con gran ilusión, pero no consiguió mayor trascendencia, y de Costa Rica, que en el 2014 logró llegar a cuartos de finales con un altísimo desempeño, seguidos del resto de selecciones sudamericanas, entre ellas Uruguay y Brasil, de las que teníamos altas expectativas de que llegaran a la final, así como de los grandes combinados europeos, España, Alemania, Portugal, entre otros, demuestra que en la carrera por querer ser el primero no solo basta con tener jugadores considerados estrellas de los que se espera “se tiren el equipo al hombro” o ser dirigidos por el técnico más reconocido. Al igual que en toda organización confluyen varios factores para llegar al éxito, que, para este caso, se representa en llegar a la final y consagrarse campeón del mundo.

    Dos selecciones europeas tienen la oportunidad, mañana 15 de julio, en el caso de Francia de llevarse a casa su segunda copa, mientras que Croacia lo podría hacer por primera vez. Cada cuatro años el mundo tiene el chance de admirar este popularísimo espectáculo, donde el triunfo lo obtiene el mejor con esfuerzo, dedicación, disciplina y, por supuesto, mucho talento.

    Por el Ab. Galo Cabanilla Guerra

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN