ACTUALIZADO A LAS
21:24

Columnas: La ética como generadora de cambio en el país

O
11 ago 2018 / 00:00 H.

    Los casos suscitados en organismos de control del Estado acentúan la inseguridad jurídica en la nación, distante de ser una república en la que funcionarios actúan con certeza en aplicación de justicia y principios consagrados en la Constitución.

    La vigencia de la Carta Magna, restituyéndose derechos conculcados en respetables estamentos de la sociedad; sindicalismo, poder de la comunicación y operatividad específica de las gloriosas Fuerzas Armadas, ha otorgado a la Constitución la supremacía de máxima ley en el Ecuador.

    Mejoremos la práctica de la ética y la moral como el buen vivir de las personas, incluidos los que ejercen importantes cargos señalados a cumplir con responsabilidad histórica enalteciendo a los altos intereses del país.

    La aprobación de las enmiendas constitucionales del 2015 y la reciente declaratoria de desaprobación dictada por los mismos jueces de la Corte Constitucional actuantes en ambas resoluciones requieren un exhaustivo examen de los procedimientos, sin excusas para conocerse la verdad.

    ¡Así lo exigimos todos los ecuatorianos de las diferentes tendencias!

    El Ecuador, mediante el organismo de designación, deberá nombrar representante de actuaciones moralmente correctas, de honorable y de insoslayable trayectoria cívica y patriótica para, de esta manera, garantizar la estabilidad nacional.

    La sociedad ecuatoriana constituida por cada uno de sus hijos colaborará activamente en la consecución de un entorno adecuado para desarrollar y alcanzar los grandes objetivos nacionales.

    Por El Lic. manuel Yagual Mujica

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN