ACTUALIZADO A LAS
01:00
vacio
-- / --

Columnas: Los derechos de Assange vs. los de los ecuatorianos

O
24 abr 2019 / 00:00 H.

    Cuando vemos las escandalosas cifras del dispendio, en Londres, para la mantención y seguridad del hacker Julian Assange, y recordamos las grandes necesidades no atendidas de nuestro pueblo, nos preguntamos hasta dónde van sus derechos y hasta dónde los de nuestros pobres.

    El canciller Valencia ha informado que se destinaron $5.8 millones para su seguridad, $400.000.00 en salud, comida y lavado de ropa; y, $300.000.00, en consultorías, total $6.5 millones, más los que no se precisan por supuestas operaciones de espionaje, que podrían ser $5 millones, y lo que no sabemos. El propio Canciller expresó que, con los primeros, se hubiese podido construir “... 155 casas de interés social, 88 escuelas comunitarias y un centro de salud...”.

    ¿Cuál es el privilegio del hacker, cuyos derechos humanos “debían ser protegidos”, según sus defensores, frente a los de nuestros humildes compatriotas, víctimas del terremoto, de las inundaciones, de la miseria? ¿Es que estos, por menesterosos, no tienen derechos humanos o no merecen ser protegidos? A algunos, el actual gobierno solo ha podido darles un “bono” de $50.00, porque la caja fiscal no puede más. Es evidente que, con esa cantidad, apenas les alcanzó para matar el hambre de 2 días.

    ¿O será que el uno servía para muchísimo y estos pobres de aquí, entregado el voto, no les sirven para nada? ¿Será que esa es la vara con la que se deben medir los derechos?...

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN