ACTUALIZADO A LAS
00:37
vacio
-- / --

Ser peatón es peligroso

Ecuador ·
O
16 mar 2019 / 00:01 H.

    Si los urbanistas piensan más en los autos que en la gente, estamos en Guayaquil. Hace 15 años un estudio de la Universidad Central, el Municipio y Petroecuador determinó que habían 25 puntos críticos de contaminación, y como no se tomaron medidas ahora existen en casi toda la ciudad.

    Si caminamos por el Mercado Central sufriremos ruidos que sobrepasan los 86 decibles (Db), cuando la OMS solo permite hasta 40Db, y este ruido nos afecta el sistema nervioso, la gastritis, o altera la digestión, entre otros síntomas.

    En la Bahía, la bulla llega a 80Db. En el cuadrante entre el malecón, la Universidad Estatal, la 10 de Agosto, hasta la Juan Tanca Marengo tenemos más del 50% de lo permitido con gases de dióxido de Nitrógeno de los automotores y en especial del transporte público.

    Pese a que el 70% de los guayaquileños nos movilizamos a pie o en Metrovía, disponemos solo del 30% del espacio para circular, pero los autos tienen casi el 70% del espacio de la ciudad. Los incómodos “pasos peatonales” están pensados para que los autos no detengan su velocidad y no para la comodidad de las personas que deben subir 4 veces la distancia de la calle que deben cruzar. Existe la infraestructura para privilegiar a los peatones, como las ciclovías o los grandes bulevares peatonales.

    En las próximas elecciones busque a los alcaldes que privilegien al ciudadano “de a pie”, porque las personas, antes que llantas, tenemos piernas.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN