ACTUALIZADO A LAS
12:10
vacio
-- / --

Editorial: Día del Amor y la Amistad

O
14 feb 2020 / 00:00 H.

    Indudablemente, el amor es esa fuerza incontenible de los seres humanos que ha permitido la continuidad de la especie y que nace de los corazones enamorados que permiten, de la unión de las parejas, que terminan formando un hogar.

    Una pasión que siempre ha sido destacada y que la religión de los cristianos pone como punto de partida es la unión entre nuestros primeros padres: Adán y Eva.

    En otras civilizaciones como la griega y la romana se crearon figuras divinas que representa ese sentimiento que aparea y que conduce a grandes júbilos y a muchas tristezas como lo fueron Eros y el pequeño Cupido, ese niño travieso que producía, con su arco, los “flechazos” que daban comienzo al amor romántico.

    Pero este sentimiento no se queda solo en la pasión que conduce finalmente a lo físico y a la perpetuidad de la especie, sino que también forma un nexo si se quiere más puro, porque no parte de un interés que ha de tener como su origen lo carnal.

    La amistad permite a los humanos crear lazos de unión sin considerar razas o gustos personales. Y es que la amistad solo exige como pago a una forma de ser la mutua reciprocidad y, sobre todo, la sincera lealtad.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN