ACTUALIZADO A LAS
23:52
vacio
-- / --

Editorial: Emergente crisis en sistemas carcelarios

O
18 may 2019 / 00:00 H.

    El gobierno nacional, que ya había dispuesto una parcial intervención de las Fuerzas Armadas para el control de los centros penitenciarios en el país, expidió el jueves pasado un decreto mediante el cual el gobierno, ante la inocultable y grave crisis del sistema carcelario, declaró el estado de excepción en dicho medio mediante un plan de rehabilitación que deberá cumplirse en todo el país, se supone que en un plazo de 60 días.

    Y es que la situación de nuestras cárceles, por estrechas, insuficientes y peligrosas, con una población penitenciaria que duplica la capacidad existente, requería de urgencia una intervención directa que, sin remiendos ni soluciones al apuro, logre que en el futuro las condiciones de los detenidos, en estrechez y constante peligro, sean mejoradas.

    Se supone que esta emergencia permitirá, sobre todo, la ampliación de los actuales recintos donde pagan sus culpas los privados de libertad y que se cuente con un personal idóneo y en cantidad suficiente para ejercer el control que le corresponde.

    Eso quiere decir que el plazo de seis meses servirá no para cumplir todo el proceso sino, sobre todo, para planificar el sistema que impida el hacinamiento de presos y acabar con la falta de seguridad.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN