ACTUALIZADO A LAS
14:55
vacio
-- / --

Columnas: Soldado avisado no muere en guerra

19 may 2019 / 00:56 H.

    El que fuera ministro de Defensa de Colombia y embajador de Colombia en Estados Unidos, Juan Carlos Pinzón Bueno, le advirtió en una tensa conversación al entonces presidente Juan Manuel Santos, los efectos perversos que traería una firma de la paz ‘a la brava’, entre otros, la dispersión del conflicto (habría muchas pequeñas guerrillas) y la pérdida de institucionalidad si se le daba todo lo que se le prometía (curules en el senado y creación de una justicia de paz) a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). No se equivocó.

    Pinzón Bueno cree que los países vecinos serán víctimas de la estrategia de paz de Santos. Por ejemplo, con el incremento del paso de tropas irregulares a esos territorios vecinos como Ecuador y el crecimiento exponencial del tráfico de estupefacientes.

    El decirle esto a Santos parece ser le costó con el paso del tiempo su enemistad. Una vez, lo sacó de Washington, Pinzón se dedicó a labrarse camino en la política de ese país a su manera.

    Quedó en el recuerdo de su gestión la cierta advertencia y los oídos sordos con los que chocó.

    Hoy el hermano país tiembla por la liberación de un cabecilla de las FARC y su no extradición y por la renuncia del fiscal general de la nación por el enojoso asunto. ¿Tendrá que revolcarse en el fango esa nación para que despierte?Nadie sabe. ¡Ojalá y no!

    FRASE

    “Soldado avisado no muere en guerra”.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN