ACTUALIZADO A LAS
23:23

Quedó confirmada la destitución de Ochoa

O
14 mar 2018 / 00:00 H.

    La Asamblea decidió por 119 votos censurar y confirmar la destitución del Superintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, quien ejerció sus funciones imponiendo sanciones a los medios de comunicación, cumpliendo las órdenes que se le enviaban desde Carondelet, siempre de manera autoritaria e injustificada.

    Esa superintendencia se creó para que hubiera un funcionario encargado de amedrentar y hostigar a los medios privados de comunicación, cumpliendo el mandato dictatorial en que se convirtió el poder correísta.

    Dicho funcionario fue, además, un censor y verdugo que pretendió silenciar las voces independientes y someter a los medios creyendo que el temor los iba a callar para evitar la investigación y el pensamiento libre de la comunicación social y que se rindieran ante la prepotencia del correato.

    Los medios, sin embargo, no se doblegaron. Pagaron algunas sanciones y guardaron su independencia, a sabiendas que esto los llevaría a nuevas y mayores sanciones, sin causa legal.

    Ochoa fue el ejecutor de las órdenes del poder y, por serlo, ha sido destituido y censurado por una inmensa mayoría legislativa.

    Se espera que su reemplazo sea un ciudadano respetable y respetuoso de la libertad de expresión con las puertas abiertas para mantener una actitud digna con la prensa nacional.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN
    LEE TAMBIÉN