ACTUALIZADO A LAS
08:45

Se acentúa el crudo invierno

O
10 feb 2018 / 00:00 H.

    La temporada de lluvias a la cual se conoce en el país como invierno, se inició un poco tardíamente, aunque de manera esporádica se produjeron nevadas muy grandes en varias provincias de la Sierra.

    En Guayaquil las lluvias no han cesado y en algunos días ese fenómeno ha sido muy fuerte, a extremo tal que han habido inundaciones y algunas calles se han convertido en torrentosos ríos; las clases que están por concluir han sufrido desmedro y, en general, el clima ha dicho su palabra severa.

    En el país ocurren muchas veces un doble fenómeno. A veces la sequía es alarmante; en otras, las lluvias son intensas y el descuido en la protección de las alcantarillas causa inundaciones. Y hay ocasiones en que el invierno se prolonga más allá de abril con las consecuencias desagradables que suele acarrear.

    Pero nada es eterno y una vez que clarea el mes de mayo, mes de las flores, el cielo vuelve a lucir azul y los oscuros nubarrones desaparecen por un período de seis meses.

    Los agricultores que cultivan el campo para producir los alimentos de consumo diario de la población pasan a veces por circunstancias climáticas que ponen en riesgo sus cultivos, pero felizmente en el país no se ha producido nunca lo que sucede en otros países, es decir la falta de producción que puede causar una hambruna.

    Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.extra.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

    LEE TAMBIÉN