Exclusivo
Actualidad

Se inició la investigación a policías por adolescente baleada

La familia abandonó el lugar para acudir al traslado de la fallecida hasta el campo santo donde será sepultada al final de la tarde.

Imagen sepelio
La familia abandonó el lugar para acudir al traslado de la fallecida hasta el campo santo donde será sepultada al final de la tarde.

En la audiencia de calificación de flagrancia por el presunto delito de homicidio culposo, los tres del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) recibieron medidas cautelares y se inició instrucción fiscal por 30 días, pese a que la Fiscalía solicitó al juez que se dicte prisión preventiva. En su lugar los investigados deberán presentarse dos veces por semana ante la Fiscalía en Santo Domingo.

Los uniformados son sospechosos del delito luego de que durante un acto de tiro libre, en el Festival Acrobático de la policía por la fiestas de provincialización de Santo Domingo desarrollado el domingo 30 de octubre, una adolescente falleciera y una mujer resultara herida, a causa de los disparos. La diligencia judicial se instaló a las 14:30 en la sala 106 de la unidad judicial de la localidad, que se ‘reventó’ de familiares de las víctimas, policías y abogados.

Luego de los alegatos de los abogados defensores de los agentes, Fabricio Luzuriaga, padre de la víctima mortal, expuso que todos tenían buenos argumentos pero que él perdió a su hija y nadie se la va a devolver. Cerca de las 16:00, la audiencia se suspendió por unos momentos y la familia abandonó el lugar para acudir al traslado de la fallecida hasta el campo santo donde será sepultada al final de la tarde.

Culminada la audiencia, Diego Chimbo, abogado defensor de uno de los oficiales, sostuvo que durante la diligencia argumentó que no era pertinente la prisión preventiva porque la víctima falleció por un solo disparo y no se lo pueden adjudicar a tres personas. “Deben presentarse los lunes y viernes en la Fiscalía... además todos son miembros activos de la policía”, justificó. Por su parte el fiscal Paúl Tenorio, que representó a la Fiscalía en la audiencia, dijo no estar autorizado para dar entrevistas.