¡Atrapados en la cabina!

Exclusivo
Actualidad

¡Atrapados en la cabina!

Tres personas fallecieron luego de que el bus en el que viajaban se volcara al final de una calle empinada. Sucedió en el sur de Quito.

ACCIDENTEBUS
El bus bajó por la calle Pueblo Viejo y avanzó sin control hasta la calle Calceta.Karina Defas

Varias personas se abrazaban, en medio de lágrimas y gritos, tras enterarse de que tres parientes estaban muertos dentro del bus en el que viajaban. Este quedó destruido y virado sobre su costado derecho en el barrio Argelia Baja, sur de la capital.

El hecho se registró a las 05:10 de ayer, cuando el automotor descendía por la calle Pueblo Viejo, con sentido sur-norte. “En una curva el bus se viró”, contó un testigo.

La velocidad que tomó el vehículo hizo que, tras volcarse, se arrastrara hasta la calle Calceta, en donde se detuvo violentamente. Los moradores escucharon el estruendo y luego de mirar la desgracia llamaron al número de emergencia.

"Posiblemente hubo un exceso de velocidad, pero con las investigaciones se podrá determinar”.Luis Segovia,
agente de tránsito
WhatsApp Image 2021-04-04 at 10.01.38

Tres muertos en accidente de tránsito en el sur de Quito

Leer más

Cinco afectados

Los primeros en llegar fueron miembros de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), entre ellos Luis Segovia, quien explicó que hubo cinco personas afectadas que por la fuerza del impacto quedaron atrapadas en la cabina del conductor.

Al revisarlas comprobaron que solo dos habían sobrevivido al siniestro. “Se coordinó con personal de los bomberos de Quito para las labores de rescate”, indicó Segovia.

Los socorristas pudieron estabilizar a un pasajero de 73 años y a una chica de 14, para llevarlos inmediatamente a dos hospitales. Entretanto, otro equipo se preparaba para sacar los cadáveres de Oswaldo Simbaña (42 años), Carmen Chiluisa (40) y María Amelia Tituaña (75).

Las causas, a determinarse

ACCIDENTEBUS2
Los bomberos liberaron tres cadáveres del interior del vehículo.Karina Defas

Los trabajos para liberar los cuerpos tardaron, al menos, dos horas. Franklin Bonilla, teniente de los bomberos, explicó que fue necesario emplear equipos mecánicos especiales para sacarlos uno por uno. Al tiempo, se esperaba que llegaran los miembros de Medicina Legal para el levantamiento.

Cuando la ambulancia arribó, el drama ‘explotó’. Los parientes de las víctimas intentaban abrazar los cadáveres cuando los subían al vehículo en su rumbo a la morgue.

“¡A dónde te vas, hijito mío!”, lamentaba la madre de Simbaña parada cerca del bus en el que yacía su ser querido. Otros allegados la consolaban y la sostenían para que no desfalleciera.

La calle quedó despejada luego del retiro de los cadáveres. Los agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) hicieron mediciones, pero no detallaron las causas del suceso.

“Para determinarlo debemos hacer una pericia de los frenos, las llantas y el sistema de torque”, precisó Diego Ricaurte, jefe de la Unidad de Accidentología Vial.

"Trabajamos en la escena 17 personas en total para atender esta emergencia”.Franklin Bonilla,
bombero