Exclusivo
Actualidad

'Cacería' sangrienta

Dos últimos asesinatos en Huaquillas tendrían relación con otro ocurrido hace pocos días. Al parecer, por el cobro a comerciantes en pasos ilegales

huaquillas
El doble crimen sucedió en la calle Chiriboga y avenida La República, en Huaquillas.Fabricio Cruz

Las tres muertes violentas registradas en las últimas 72 horas en el cantón Huaquillas tienen relación, según informó el mayor Julio Calvopiña, jefe de Policía del Distrito Huaquillas, provincia de El Oro.

El móvil de estos asesinatos, al parecer, se debe a la disputa entre bandas binacionales de Ecuador y Perú, que quieren tener el control de los pasos ilegales en los límites de Huaquillas y Aguas Verdes.

Según la Policía, Franklin Fernando Vizcarra Junco y Cenén Manuel Villavicencio Ramírez, quienes fueron acribillados la noche del martes 13 de octubre de 2020, pertenecerían a la banda delincuencial El Tropezón, que la lideraba Alexander Palacios, conocido como Robagallinas, y que también fue asesinado el viernes 9 de octubre, en la línea de frontera.

Diario Extra pudo conocer extraoficialmente que la banda El Tropezón se dedicaba a tener el control de los puentes clandestinos y que cobraba un dólar a los comerciantes de Huaquillas o Aguas Verdes. Si eran de otros cantones, el pago podría subir hasta $ 20 solo por dejarlo utilizar uno de los puentes. En su poder tenían 20 pasos clandestinos.

Se presume que la disputa es con otra banda, también binacional, que quiere tener el control de los puentes en el sector de El Tropezón, por ello se cree que los últimos asesinatos se dan por la guerra que se ha generado en torno a la muerte de Robagallinas y el poderío que tenían en el control de los pasos clandestinos.

Calvopiña indicó que, una vez terminado el Estado de Excepción, los militares se retiraron de la línea de frontera, por lo que el contrabando aumentó más.

Acribillados

El último hecho sangriento se dio aproximadamente a las 21:00 del martes 13, en la calle Chiriboga y avenida La República del cantón Huaquillas. Franklin Fernando Vizcarra Junco, quien conducía un auto, recibió cuatro tiros en la cabeza; mientras que su acompañante, Cenén Manuel Villavicencio Ramírez, tres.

Los investigadores presumen que los sicarios utilizaron un arma tipo subametralladora, pues el vecindario escuchó una ráfaga de unos 20 disparos.

Un testigo que no quiso identificarse aseguró que las víctimas daban vueltas en un carro color rojo, de placa ABD-7237. De pronto se estacionaron a un costado de la calle Chiriboga y en ese momento dos sujetos en motocicleta llegaron. Uno de ellos abrió fuego y los mató en el acto.

RELACIONADAS

"Al parecer los estaban 'cazando' porque apenas se estacionaron llegó la moto y les dispararon. Nosotros que estábamos sentados afuera de la casa, nos metimos y no vimos para dónde se fueron (los victimarios)", narró el testigo, quien prefirió el anonimato por miedo a las represalias.

Viuda no aceptaba muerte de Vizcarra

Cuando arribaron los familiares de uno de los fallecidos, se vivieron momentos de dolor. “¡Levántate, Franklin. Hace unos minutos hablé contigo, tú no estás muerto!”, gritaba Mireya Díaz Cárdenas, esposa de Vizcarra, mientras intentaba acercarse a su amado, pero la policía se lo impidió. La viuda les dijo a los agentes que se enteró de la muerte de su marido por un amigo. Explicó que él se dedicaba a pasar mercadería en la frontera. “Hace aproximadamente 30 minutos estaba hablando con él. Decía que iba a llevar pollo para comer”, recordó la mujer. (FC)

TE RECOMENDAMOS